CONSOLIDACIÓN FINANCIERA

De Guindos (BCE) insta a más fusiones pero esquiva hablar de CaixaBank y Bankia

Lagarde man­tiene sin sor­presas la po­lí­tica mo­ne­taria del BCE y me­jora pro­nós­tico de la Eurozona

Luis de Guindos
Luis de Guindos

El Banco Central Europeo (BCE) ha de­cli­nado hacer ningún co­men­tario sobre la po­sible fu­sión entre los bancos es­pañoles CaixaBank y Bankia y se ha li­mi­tado a re­cordar que la con­so­li­da­ción ban­caria es una buena he­rra­mienta para elevar la ren­ta­bi­lidad ban­ca­ria. En la rueda de prensa pos­te­rior a la reunión de po­lí­tica mo­ne­taria del BCE, su vi­ce­pre­si­dente, el es­pañol Luis de Guindos, ha in­di­cado que la au­to­ridad mo­ne­taria no hace "ningún tipo de va­lo­ra­ción o eva­lua­ción de ope­ra­ciones con­cre­tas".

En su lugar, el exministro español se ha limitado a recordar las "recomendaciones genéricas" que ha venido haciendo en los últimos meses con respecto a los problemas de la banca europea.

"Una de las principales vulnerabilidades que hemos señalado en el pasado y, mas concretamente, después de la pandemia, es la baja rentabilidad de los bancos europeos y las bajas valoraciones bursátiles que esta baja rentabilidad está provocando", ha indicado Guindos.

Como posible solución a este problema, el vicepresidente del instituto emisor ha asegurado que la consolidación "es uno de los instrumentos", aunque ha matizado que es una "indicación genérica" y no se refiere a ninguna operación concreta. Otras formas de mejorar la rentabilidad, según Guindos, son eliminar el exceso de capacidad y rebajar la estructura de costes aprovechando la digitalización.

Lagarde demanda no cae r en la "complacencia" y mantener los estímulos Se da por seguro que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento seguirá suspendido también en 2021

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha pedido este viernes a los ministros de Economía de la eurozona (Eurogrupo) que no caigan en la "complacencia" y que mantengan los estímulos económicos hasta que la crisis provocada por la pandemia de coronavirus haya finalizado.

La francesa ha participado en la reunión que los Diecinueve han mantenido en Berlín y les ha advertido de que, con los datos de tercer trimestre, la recuperación de la zona euro es "desigual, incompleta y asimétrica".

"Nuestra política monetaria necesita el apoyo de la política fiscal. Ninguno de nosotros puede permitirse la complacencia por ahora", ha expresado la máxima responsable del BCE después de advertir de que la situación actual está "rodeada de mucha incertidumbre".

Estas políticas "deben mantenerse hasta que la crisis se acabe" De esta forma, la presidenta del instituto emisor ha animado a los ministros de Finanzas de la eurozona a encontrar el "calendario adecuado" para la retirada progresiva de las medidas de apoyo económico que se han puesto en marcha durante los últimos meses. Es su opinión, estas políticas "deben mantenerse hasta que la crisis se acabe".

En una rueda de prensa posterior a la reunión, Lagarde ha dicho que comparte "totalmente" el análisis expresado minutos antes por el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. En opinión del italiano, una retirada "prematura" del estímulo fiscal "pondría en peligro la frágil recuperación".

La Unión Europea suspendió las reglas sobre reducción de deuda y déficit públicos que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento para dar margen a los gobiernos para aumentar sus programas de gasto. La duda ahora es cuándo se volverán a poner en marcha y si se reformarán antes de que esto suceda.

Aunque los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona no han tomado ninguna decisión al respecto todavía, se da por seguro que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento seguirá suspendido también en 2021.

En este sentido, el nuevo presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, has asegurado que "trabajará de cerca" con el comisario italiano para elegir "el momento correcto" para recuperar las reglas fiscales comunitarias.

Artículos relacionados