BOLSA

Euskaltel mejora su horizonte

Las te­le­co­mu­ni­ca­ciones no viven su mejor mo­mento en Bolsa. La ma­yoría de los es­fuerzos rea­li­zados por re­forzar su ac­ti­vidad de ne­gocio pa­recen caer en saco roto. No obs­tante, los ana­listas con­fían en que todas las in­ver­siones que se hagan ahora en la buena di­rec­ción aca­barán re­per­cu­tiendo de forma fa­vo­rable en las em­presas del grupo a medio y largo plazo.

En este contexto se podrían encuadrar operaciones como el reciente acuerdo firmado por Euskaltel para acceder en modalidad bitstream a la totalidad de la red fibra óptica de Adamo en el territorio nacional. El acuerdo, con una duración de cinco años prorrogables, incluye los más de un millón de hogares ya pasados por Adamo y es ampliable a los 500.000 hogares adicionales que tiene previsto desplegar este año.

Esta alianza permitirá al grupo de telecomunicaciones vasco avanzar en su estrategia de crecimiento en el territorio español, que antes de la pandemia estaba siendo muy bien valorada por los analistas y le estaba proporcionando muy buenos réditos en Bolsa. Un proceso alcista que se ha visto interrumpido en seco por el coronavirus en consonancia con el resto de las empresas del sector.

Con todo, sus cuentas siguen sorprendiendo favorablemente. Al cierre del primer semestre contabilizó una cifra récord en crecimiento de clientes con un aumento de su beneficio neto del 50%, hasta los 16,4 millones de euros. Al cierre de junio, el grupo tenía una cobertura nacional de cerca de 19 millones de hogares, lo que junto con el lanzamiento de Virgin, le supone multiplicar por ochos sus oportunidades de crecimiento. Horizonte que ahora viene a mejorar aún más con el acuerdo con Adamo.

El grupo ha conseguido de este modo cumplir y superar todos los puntos de su hoja de ruta estratégica en tan solo un año, impulsando unos resultados récord en crecimiento de clientes en rentabilidad.

Una fortaleza que el mercado estaba pasando por alto hasta la firma de este acuerdo estaba pasando por alto. Después de recuperarse del primer impacto del coronavirus, las acciones de Euskaltel habían vuelto a recaer en las últimas semanas para poner en riesgo niveles claves. Las recientes buenas noticias sobre el despliegue de nuevos hogares han animado un importante rebote del valor que le ha permitido no solo reconquistar la cota de los 8 euros por acción sino además recuperar casi todo el terreno perdido en el año. Un importante giro en su perfil técnico que aumenta el optimismo de los expertos sobre el valor a corto y medio plazo.

Artículos relacionados