BOLSA

Reig Jofre, interés inversor

El duro im­pacto so­cial y eco­nó­mico pro­vo­cado por co­ro­na­virus está lle­vando a los in­ver­sores a se­guir cada vez con más aten­ción las em­presas li­gadas al sector de la sa­lud. Una de las prin­ci­pales me­ga­ten­den­cias ya antes de la Covid pero que ahora está ga­nando aún más fuerza. Entre las co­ti­zadas es­pañolas del sector que más están des­per­tando el in­terés in­versor se en­cuentra Reig Jofre.

Esta sociedad, con una capitalización de poco más de 300 millones de euros, se está haciendo un importante hueco en el ámbito sanitario gracias a un importante desarrollo de productos farmacéuticos y complementos nutricionales.

El grupo cerró el primer trimestre con un beneficio de 3,8 millones de euros, un 26% más respecto a los poco más de 3 millones contabilizados un año antes. Los ingresos alcanzaron los 115 millones, lo que supone un incremento del 25%, con un Ebitda de 13 millones, un 40% por encima de junio de 2019.

En un contexto todavía marcado por la crisis, la compañía ha destacado que sus ventas han mantenido el ritmo de crecimiento del primer trimestre, impulsadas por la incorporación de la nueva área osteoarticular, así como por las ventas de medicamentos esenciales requeridos por el sistema sanitario.

En este sentido, sus tres divisiones han presentado crecimientos positivos en la cifra de ventas. El área de Tecnologías Farmacéuticas, que representa el 48% de las ventas en 2020, ha experimentado un crecimiento del 14%. Un avance logrado gracias a la fabricación y venta de medicamentos esenciales vinculados a la crisis sanitaria del coronavirus, principalmente sedantes, analgésicos y relajantes musculares, tanto en el mercado nacional, principal destino, como en otros mercados europeos.

Sus otras divisiones también se han mostrado muy activas. Productos de Especialidad ha crecido un 82% gracias sobre todo a la nueva área terapéutica osteoarticular, y el área de Consumer Healthcare ha crecido un 4% en ventas.

La crisis sanitaria ha favorecido además el crecimiento de las gamas OTC de desinfección (alcoholes, clorhexidinas...), así como ciertas gamas de complementos nutricionales orientadas al fortalecimiento del sistema inmune, energía, vitalidad y sueño principalmente que han tenido crecimientos excepcionales y han compensado la ralentización de otras como el control de peso.

Todo ello está generando un incesante interés de los inversores por el laboratorio. Las acciones de Reig Jofre han subido más de un 10% en el mes de agosto y ya acumulan un avance cercano al 65% en el año, frente a la caída del 25% del conjunto del mercado continuo.

Sin embargo, apenas parecen tener en cuenta los beneficios para la compañía de los bajos tipos de interés, que parecen se van a prolongar durante mucho tiempo, y la esperanza de unos precios energéticos altos en el largo plazo. Eso sin contar con un previsible aumento de la actividad comercial tras su entrada a lo grande en Portugal en la última subasta en el país vecino.

Desde el punto de vista técnico, los expertos observan un suelo bastante sólido sobre los 23 euros por acción, lo cual invita a pensar en un avance progresivo hacia sus máximos de febrero sobre los 25 euros por acción a corto y medio plazo. A partir de ahí, su potencial será altísimo en función de las condiciones del mercado y de la demanda.

Artículos relacionados