BOLSA

Acciona, con nula capacidad reactiva, aburre a las ovejas

El grupo confía en un con­trato en Filipinas para salir de la de­sidia bur­sátil

Acciona
Acciona

La in­tensa ac­ti­vidad tanto de la ma­triz como de sus fi­liales no acaba de sacar a Acciona de la de­sidia en los mer­cados fi­nan­cie­ros. Aunque es uno de los pocos va­lores del se­lec­tivo que a estas al­turas del año con­sigue operar en po­si­tivo, lo cierto es que su co­ti­za­ción pa­rece apuntar a una te­diosa ten­dencia la­teral ante la es­casa res­puesta a las buenas no­ti­cias que ro­dean al grupo.

Esta misma semana ha anunciado la adjudicación de un contrato para la construcción de uno de los tramos de la línea ferroviaria de Filipinas, destinado a unir la localidad de Malolos con el aeropuerto internacional de Clark, a 80 kilómetros al norte de Manila. Un contrato valorado en 330 millones de euros y financiado por el Banco Asiático de Desarrollo.

El grupo de infraestructuras y energía asegura que el proyecto se convertirá en una de las infraestructuras clave en la movilidad de la municipalidad de Manila y uno de los proyectos prioritarios para el Departamento de Transportes de Filipinas.

Por su parte, su filial alemana Nordex, fabricante de aerogeneradores alemán, ha anunciado también esta misma semana un acuerdo para vender sus proyectos de instalaciones de energías renovables a la alemana RWE por 402 millones de euros. Una operación que ha disparado su cotización cerca de un 22%.

El pasado año, Nordex recibió una inyección de liquidez por parte de Acciona a través de una ampliación de capital que llevó al grupo español a elevar su participación hasta el 36,4%, pese a lo cual Acciona apenas ha recogido las subidas de su filial.

Una desidia que preocupa a los pequeños accionistas de la compañía, máxime cuando el valor se está acercando peligrosamente a una importante zona de suelo, sobre los 90 euros, que de perder pondría en jaque de nuevo a la acción.

Artículos relacionados