El ex em­pre­sario del juego Manuel Lao se man­tiene con­tactos con el Santander

Merlín Properties, entre rumores veraniegos de OPA, se dispara en Bolsa

Juan Abelló y el fondo ca­na­diense Brookfield toman po­si­ciones en la in­mo­bi­liaria

Merlin
Merlin

Las pri­meras ser­pientes de ve­rano no han tar­dado en apa­recer en las bolsas es­pañolas al calor de las di­fí­ciles cir­cuns­tan­cias del mer­cado. Según se ha po­dido con­fir­mar, el em­pre­sario es­pañol Juan Abelló y el grupo in­versor ca­na­diense Brookfield han mos­trado un no­table in­terés para tomar una par­ti­ci­pa­ción re­le­vante en Merlin Properties. Se habla in­cluso de la po­si­bi­lidad de una OPA, aunque el mer­cado no las tiene con­sigo.

Como consecuencia, Merlin Properties subió un 9,86% en la sesión de este martes. Las acciones de la compañía que dirige Ismael Clemente cerraron a 7,63 euros, si bien durante la negociación marcó 7,97 euros por título, con lo que llegó a revalorizarse casi un 15% desde los mínimos en que cotiza tras la caída de los mercados por la crisis.

A su vez, Juan Abelló ha invertido un millón de títulos de la socimi a través de su sociedad de inversión de capital variable (sicav) y durante el segundo trimestre del año.. Otro inversor aparente es Manuel Lao, empresario del sector del juego y ex propietario del grupo Cirsa, que en los últimos meses ha tomado un 6% de la compañía y se ha convertido en su segundo mayor accionista por detrás del Banco Santander, que se mantiene como primer socio, con un 22,2% del capital de la socimi, informa EP.

Dicen que tanto el fondo canadiense como Abelló y Lao se habría puesto en contacto con el Banco Santander a efectos de analizar la situación ante la eventualidad de una OPA.

Los analistas calculan que la operación de compra, de producirse, debería elevarse por encima de los 4.500 millones de euros teniendo en cuenta la actual capitalización de Merlín Propertis de 3.670 millones de euros tras acumular una caída superior al 35% en el año.

Aun así, dicen, sería una buena adquisición para el fondo pues encajaría en su estrategia de inversiones inmobiliarias, que acapara algo menos de la mitad de su cartera. De esta forma, explican, podría aumentar su exposición a Europa, aprovechando además el bajo precio. Merlin cotiza en mínimos desde 2014.después de recibir un tan duro como injustificado castigo en los últimos meses.

Aunque el mercado ha reaccionado con importantes subidas a, los expertos no dan excesiva credibilidad a estos rumores, pues no creen que los grandes accionistas tengan demasiado interés en salir del valor en estos momentos. Pese al complicado escenario abierto por el confinamiento, los analistas le confieren un alto potencial de subida con un precio objetivo en torno a los 10 euros por acción, mínimos de 2018 y 2019, donde encontraría su principal barrera técnica actual.

Artículos relacionados