Monitor de Innovación

Acumula dos mi­llones de des­cargas y está ac­tiva en siete au­to­no­mías

La 'app' Radar Covid se convierte en la gran esperanza para evitar más confinamientos

El Gobierno sos­tiene que puede ser la clave para que la curva de con­ta­gios des­cienda hasta un 30%

Covid 19-
Covid 19-

Ha cos­tado, pero al fin está aquí. Aunque se ha hecho ro­gar, la 'app' de ras­treo de in­fec­tados Radar Covid ha sido aco­gida con en­tu­siasmo en las pla­ta­formas Android e iOS, las prin­ci­pales tiendas on­line para dis­po­si­tivos mó­vi­les, lle­gando al nú­mero uno al su­perar los dos mi­llones de des­car­gas. Unos datos es­pe­ran­za­dores en los que el Gobierno confía para evitar un nuevo con­fi­na­miento.

De hecho, el presidente, Pedro Sánchez, defiende que si Radar Covid fuese usada por el 20% de la población, se podría alcanzar un descenso del 30% en la curva de contagiados.

La 'app' se vale de la funcionalidad Bluetooth de los teléfonos móviles, que permite que aquellas personas con un test PCR positivo puedan registrar un código aleatorio encriptado.

Este código alerta posteriormente a otros usuarios que han roto la distancia de seguridad con una persona contagiada durante las últimas dos semanas; de este modo, las personas en riesgo están sobre aviso, con lo que los protocolos sanitarios se agilizan. El sistema garantiza el anonimato de las personas contagiadas que se prestan a registrarse, ya que no registra dato personal alguno.

Canarias, banco de pruebas

Radar Covid app está ya disponible en total de siete comunidades autónomas: Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Extremadura y Canarias.

Fue esta última región la que sirvió como banco de pruebas para el sistema, que entró en fase de pruebas en la isla de La Gomera, a finales del mes de julio, con unos resultados "altamente satisfactorios", según el Ejecutivo.

La entrada en funcionamiento de la 'app' no ha estado exenta de polémica, ya que ha sido objeto de fuertes críticas. Una de ellas tiene que ver con la fiabilidad, ya que al depender de la proximidad entre terminales móviles pueden darse casos de falsos positivos; por ejemplo, dos vecinos que conviven en el mismo edificio y cuyos móviles activan el sistema de alerta aunque no hayan salido de sus respectivas viviendas.

Algunos fallos técnicos y temores respecto a la privacidad de los usuarios también han lastrado la credibilidad de la plataforma. No ayuda tampoco la lentitud en su accesibilidad, aunque el Gobierno asegura que para el 15 de septiembre estará disponible en todo el territorio nacional.

Artículos relacionados