Pablo Casado cesa a la por­tavoz del Partido Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.

La debilidad del Gobierno y la división de la oposición dejan a España sin proyecto económico

La cre­ciente ten­sión China-EEUU agu­diza las di­fi­cul­tades de re­cu­pe­ra­ción de las ex­por­ta­ciones es­pañolas

Cayetana Álvarez de Toledo, PP.
Cayetana Álvarez de Toledo, PP.

Las de­nun­cias de co­rrup­ción en Unidas Podemos, junto a las lu­chas in­ternas en el par­tido li­de­rado por Pablo Iglesias, vi­ce­pre­si­dente del Gobierno de coa­li­ción, dejan al Ejecutivo de Pedro Sánchez en una más que preo­cu­pante si­tua­ción de de­bi­lidad para afrontar la gra­vedad de la crisis ge­ne­rada por la pan­demia del Covid-19. A la vez, las di­fe­ren­cias in­ternas en el Partido Popular, junto a la falta de unión de la opo­si­ción, su­mergen al país en una si­tua­ción de claro des­con­trol. Tal como an­ti­ci­pa­bamos desde ca­pi­tal­ma­drid.­com, el PP ha con­fir­mado el re­levo de Cayetana Álvarez de Toledo como por­tavoz del Grupo Popular en el Congreso y nom­brará en su lugar a Cuca Gamarra, hasta ahora vi­ce­se­cre­taria de Política Social del par­tido.

Pablo Casado ha convocado el próximo jueves a la Junta Directiva Nacional, máximo órgano entre congresos, para explicar en una reunión telemática el relevo de la portavoz y los cambios que conlleva en el equipo directivo. Además, el presidente del PP ha decidido promocionar al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, otorgándole el puesto de portavoz nacional del Partido Popular.

Una vez más, los Presupuestos no parecen asegurados pese a que España depende cada vez más de los recursos de la Unión Europea que pide una proyecto claro para el aumento de los ingresos y el control del gasto. A ello se añaden las tensiones geoestratégicas que ennegrecen el panorama económico y social, justo cuando se da por hecho que entramos en una segunda ola de la pandemia del Covid-19 que puede provocar que la crisis económica sea incluso más grave de lo previsto por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El peor país en covid y en caída del PIB

Los recientes informes de la OCDE y de la Universidad de Oxford constatan que España es el país que más ha sufrido hasta ahora la crisis dentro de los países de la Unión Europea. Más incluso que el propio Reino Unido, cuyo desplome del PIB ha alcanzado el 21,1 % en el primer semestre del año. Fueron los datos que se encargaron de destacar portavoces de la administración española, olvidando que ese mismo informe hundía la caída de la economía española hasta el 21,7 % del PIB en ese mismo período de tiempo.

La creciente tensión internacional entre Estados Unidos y China, que decidieron suspender en el último momento la reunión prevista para el pasado jueves entre los negociadores comerciales de ambos países, hace presagiar momentos todavía de mayor dificultad para las exportaciones españolas a Estados Unidos. Pese a la decisión de Francia, Alemania y España de devolver los recursos considerados ayudas de Estado para la fabricación de Airbus, Trump ha decidido mantener los nuevos aranceles que había impuesto a los productos de estos países.

De poco ha servido que España, como la propia Unión Europea, consideren que, en la actualidad, los Estados miembros del Consorcio fabricante del Airbus cumplen en su integridad con las reglas de la Organización Mundial del Comercio y con las exigencias del panel de la OMC en este caso.

Aunque creen que Estados Unidos debería retirar las medidas de represalia y buscar una solución al conflicto, el miércoles pasado la administración de Donald Trump anunciaba la modificación de la lista de productos sujetos a aranceles.

Si bien es cierto que sacaba de la mismas a varios de los productos afectados procedentes de Grecia y el Reino Unido, incluía otros nuevos de Alemania y Francia, para los que mantiene la tasa de entre el 15% y el 25%.

Diferencias entre Trump y Merkel

Las diferencias personales de Donald Trump con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, Emmanuel Macron, han conducido a esta situación. Algo similar sucede en el caso español dada la falta de entendimiento de la Administración española con el equipo de Donald Trump.

El sector agroalimentario español da por hecho que la caída de sus exportaciones superarán claramente los 200 millones que habían registrado hasta el mes de mayo en comparación con las exportaciones de un año antes. Los 124 millones en aceite de oliva, 52 en vino, 5 en aceitunas negras y 6,5 millones de euros en quesos, además de los registrados en otros productos, podrían verse incrementados en una cantidad similar.

Preocupación en el sector agrario

Representantes sindicales del sector agrario español han expresado a capitalmadrid.com la urgencia de la necesidad de que el Gobierno presione a la administración norteamericana para llegar a un acuerdo lo antes posible para que no sea siempre el campo el que sufra las consecuencias de las guerras comerciales entre EEUU y la Unión Europea.

La Administración española y el comisario europeo de Comercio, el irlandés Phil Hogan, consideran que una vez que se han cumplido los requisitos de la OMC, la administración norteamericana debería eliminar las sanciones sin tener que esperar a septiembre para iniciar nuevas negociaciones, como ha anunciado el pasado sábado 15 de agosto el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Crisis en el PP

Y mientras la economía se hunde y el desempleo se acerca a los máximos históricos, la situación en la oposición no es mucho mejor. El Partido Popular se sigue debatiendo sobre su futuro modelo de oposición mientras el presente y el futuro del país entre en una fase de gravedad desconocida desde el final de la guerra civil.

Las recientes declaraciones de la todavía portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, acusando al secretario general del Partido, Teodoro García Egea, de invasión de competencias al haber ordenado el cese del jefe de la asesoría parlamentaria, evidencian la falta de sintonía entre algunos dirigentes conservadores.

Su propuesta de un Gobierno de concentración entre todos los partidos constitucionalistas choca de frente con las ideas del propio presidente del partido, Pablo Casado, dedicado en cuerpo y alma a construir su proyecto político como alternativa a Pedro Sánchez y en ningún caso dispuesto a entrar en un gobierno liderado por el secretario general de los socialistas.

Anticipo en la noche del domingo

Una alta fuente del PP confirmaba en la noche del domingo que el presidente del PP Pablo Casado ha recibido presiones "fortísimas" de los barones del partido para cesar a la portavoz del partido en el Congreso y sustituirla de inmediato. Entre los más activos figura el líder del PP en Galicia, Alberto Nuñez Feijoo. Las opciones para su sustitución eran dos: la veterana Ana Pastor y Cuca Gamarra.

Mientras crecen las incertidumbres económicas y sociales por el aumento de los casos de infección por la Covid-19 en España, con índices muy por encima de los países de nuestro entorno, la indefinición en el ámbito político, añade un hándicap adicional a la gravísima situación que sufre España.

La ostentación de medios y recursos de los que ha hecho gala el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para desplazarse a los lugares públicos donde disfruta sus vacaciones, suponen un insulto a los millones de españoles que no han podido desplazarse a ningún lugar y están en situación de emergencia.

La división de la oposición se lo ha permitido pese a que la gravedad de la crisis le debería haber hecho comportarse de otra forma.

Artículos relacionados