BOLSA

Pescanova, nueva reestructuración

El pro­ta­go­nismo en agosto en los mer­cados es­pañoles lo está aca­para casi en ex­clu­siva Pescanova. Sus ac­ciones se han dis­pa­rado cerca de un 30% en lo que va de mes y ya acu­mula un ba­lance po­si­tivo en el año del 15%. Se sitúa así en puertas de la re­fe­rencia de los 0,5 eu­ros, su prin­cipal re­sis­tencia en estos mo­men­tos.

Pese a los intentos de ampliar su actividad, el principal activo de esta sociedad sigue siendo el porcentaje del 1,65% que mantiene en la Nueva Pescanova tras las últimas reestructuraciones y que estaría valorado en 1,34 millones de euros. Todo ello a la espera de resolverse los líos judiciales abiertos y relacionados con dicho proceso de reestructuración.

Un conflicto que se ha acentuado después de que la antigua matriz de la pesquera impugnara el mes pasado la operación de capitalización anunciada por Nueva Pescanova por un importe de 650 millones de euros. El origen de la impugnación, según la empresa cotizada estaría en la inclusión de la deuda nacida del crédito supersenior, activado a finales de 2015 por importe de 125 millones de euros y que dejó como herencia un pasivo adicional de 300 millones pese a su cancelación cinco meses después.

Cabe recordar que el concurso de Pescanova dejó en su día atrapadas a más de un centenar de entidades financieras de todo el mundo, y los bancos se vieron obligado a asumir una quita de 1.860 millones de euros, que tras el polémico crédito supersenior fue rebajada a 1.560 millones y engordó la deuda de Nueva Pescanova en 300 millones. A cierre de 2018 quedaba sin amortizar 211 millones de la deuda adicional subordinada.

El objetivo anunciado hace un mes y medio por Nueva Pescanova es el de acabar con este lastre que le hace vulnerable y facilitar así la viabilidad de la sociedad en el corto y medio plazo. Para ello, capitalizará 650 millones de la deuda que arrastra desde el proceso concursal con el fin de deshacerse de un pasivo "insostenible".

Operación que ha recibido el visto bueno judicial. Esta misma semana, el juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra ha homologado el acuerdo de refinanciación aprobado en junio y que contempla un canje por hasta el 100% y una opción de quita. En este contexto, la Vieja Pescanova podría retener su 1,65% de acciones. Todo ello además a la espera de la sentencia del juicio contra los gestores de la antigua sociedad cerrado el mes pasado.

Un escenario complicado, pero que no impide a Pescanova, la antigua matriz de la pesquera, seguir ganando posiciones a buen ritmo en la bolsa española después de haber tocado suelo, a 0,35 euros por acción a primeros de mes.

Artículos relacionados