BOLSA

Vocento, caminando por la cuerda floja, en su peor momento bursátil

El mer­cado no com­parte las re­co­men­da­ciones de las prin­ci­pales casas de aná­lisis

Vocento
Vocento

El grupo de co­mu­ni­ca­ción Vocento -propietario de ABC y el Correo Español, entre otros me­dios de co­mu­ni­ca­ción-, atra­viesa su peor mo­mento en bolsa desde su in­cor­po­ra­ción en no­viembre de 2006. Los ex­pertos del sector ase­guran que el grupo vasco nunca ha sido un valor bri­llante. Muy al con­tra­rio, casi siempre ha es­tado co­ti­zando por de­bajo del precio de sa­lida al mer­cado, pero la si­tua­ción ac­tual em­pieza a su­perar ciertos lí­mi­tes.

Su cotización ha marcado mínimos históricos en la primera semana de agosto en 0,65 euros por acción. Un descenso que ha venido acompañado además por un alto volumen de negociación. Situación que acentúa las malas sensaciones sobre el valor a corto y medio plazo, a pesar de contar con el apoyo de los analistas.

De las cuatro casas de análisis que siguen al valor, según Facset, tres ofrecen una recomendación de comprar o sobreponderar, mientras que la otra se decanta por mantener. Opinión que el mercado no comparte.

Desde que el grupo presentara sus cuentas del cierre del primer semestre con unas pérdidas netas superiores a los 9 millones de euros frente al beneficio de 1,6 millones a junio del año pasado, el valor no ha dejado de retroceder un día sí y otro también hasta acumular una caída en el año superior al 45%

Un deterioro acentuado por la caída de los ingresos de más del 15,6% en los primeros seis meses del año, que han conducido a una reducción del Ebitda de cerca del 50%, hasta los 10,9 millones de euros. En este sentido, destaca la caída de los ingresos publicitarios del 22,6%, aunque algo mejor respecto al conjunto del sector que ha sufrido un descenso del 34,5%.

Poco consuelo para el grupo de comunicación, teniendo en cuenta además la preocupante escalada de la deuda financiera neta de 52,8 millones de euros a finales de 2019 hasta los 67,5 millones al cierre del primer semestre.

No es de extrañar, por tanto, el duro castigo que ha estado recibiendo el valor en Bolsa en las últimas semanas hasta una situación que le ha llevado a caminar en la cuerda floja. Este ajuste, sin embargo, estaría dejando espacio a un posible rebote. Los expertos técnicos aconsejan vigilar de cerca el soporte de los 0,65 euros porque si lo aguanta en un futuro inmediato podría estar asentando las bases de una fase de recuperación.

Aunque, de momento, aconsejan no dejarse llevar por rebotes puntuales y esperar a ir contando con una serie lo suficientemente larga y convincente para volver a entrar en el valor. En caso contrario, podría adentrarse en terreno desconocido sin suelo a la vista.

Artículos relacionados