BOLSA

Nicolás Correa, buen ritmo de pedidos

Salvo al­gunas hon­rosas ex­cep­cio­nes, la crisis de­ri­vada por el co­ro­na­virus ha de­jado y sigue de­jando un pa­no­rama de­solador en las bolsas es­paño­las. El sector tu­rís­tico ha que­dado de­vas­tado y el fi­nan­ciero atra­viesa por una crisis in­cluso peor que la de­jada por la bur­buja in­mo­bi­liaria y la quiebra de Lehman Brothers.

De esta quema general no se ha librado el sector industrial, al que esta crisis ha cogido en pleno proceso de reestructuración y recuperación.

Unos de los casos más notorio ha sido el de Nicolás Correa. El fabricante de fresadoras venía de cerrar tres años consecutivos de avances después de la larga travesía del desierto iniciada en 2008. Antes de la pandemia incluso se movía en zona de máximos de la última década muy cerca de los 6 euros por acción.

El confinamiento supuso una total paralización de su actividad que ha tumbado por los suelos todos los planes previstos para el año.

Con todo, durante el primer trimestre de 2020, la cifra de negocios consolidada ha sido de 13,6 millones de euros. Aunque eso ha supuesto una disminución del 25% respecto a la cifra de ingresos del año pasado en ese mismo periodo, la firma considera todo un hito haber logrado mantener un alto nivel de ventas dada la situación

Una vez retomada la actividad de la fabricación, a mediados de abril, no ha dejado de anunciar nuevos pedidos que podrían servir para recobrar el ritmo de facturación registrados en los últimos años. Su posición en China, única gran potencia que ofrece signos de recuperación, supone además una gran oportunidad para el crecimiento del grupo.

Cifras que se tienen que ver reflejadas en los resultados del primer semestre que el grupo industrial tiene previsto publicar a finales del mes de agosto. A la espera, la acción parece haberse consolidado sobre la referencia de los 3,5 euros por acción, lo cual supone un recorte de algo más del 20% respecto a su precio de principio de año.

Sin embargo, si se confirman las buenas previsiones en sus cuentas, los expertos técnicos creen que podría iniciar un intenso rebote con un primer techo sobre los 4,5 euros. De superar esta cota, confirmaría una nueva fase alcista sin grandes obstáculos hacia sus máximos anuales. Todo ello, claro, dependerá en buena medida de sus cuentas, pero, sobre todo, de la evolución de la pandemia que además está afectando seriamente de nuevo a la región de Burgos, donde está ubicada. Un hándicap que conviene valorar.

Artículos relacionados