BOLSA

Solaria y Audax, dos opciones para el tirón renovable

Dentro de los planes de re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mica, España des­ti­nará en los pró­ximos meses en torno a 316 mi­llones de euros para pro­yectos para la transición eco­ló­gica y el reto de­mo­grá­fico. Estas ayudas están ali­neadas con las prio­ri­dades de la Unión Europea con vistas a salir de la crisis pro­vo­cados por los efectos de la pan­demia del co­ro­na­vi­rus.

El objetivo es favorecer la generación de empleo y de actividad económica en el segmento industrial de las renovables, así como en el de la construcción. Las subvenciones contribuirán a alcanzar las metas fijada por el Gobierno español de duplicar el consumo de energía renovable en 2030 y Lograr un sistema energético fundamentalmente renovable a mediados de siglo.

La aplicación de estas ayudas se realizará en dos fases. En una primera, se concederán 246 millones de euros a fondo perdido para proyectos renovables bajo la modalidad de concurrencia competitiva, donde se valorarán en general el criterio económico y la viabilidad administrativa de cada proyecto, entre otros requisitos específicos que se comunicarán más adelante.

Las subvenciones estarán enfocadas a proyectos de producción de energía térmica con fuentes renovables, incluidas instalaciones de producción de gases renovables como bombas de calor o sistemas de energía solar de concentración para aportar calor a procesos industriales.Además, se incentivarán proyectos de generación eléctrica con fuentes renovables, como pueden ser proyectos eólicos o fotovoltaicos con almacenamiento o para autoconsumo.

En la segunda fase se convocarán ayudas para la promoción de proyectos renovables en Baleares, con un presupuesto de 20 millones, y Canarias, con otros 54 millones.

Un dinero a fondo perdido que ha puesto los dientes largos a los inversores. De hechos, los valores ligados a las energías renovable se encuentran entre los que mejor están capeando el nuevo temporal en la renta variable. El índice sectorial apunta una subida cercana 4% en el mes y cerca de un 50% en el conjunto del año.

Por valores, Solaria es sin duda el principal protagonista, Prácticamente duplica su precio de principios de año para colocarse como el cuarto valor del mercado continuo más revalorizado. Con todo, sigue sin dar muestras de agotamiento. Su perfil técnico es netamente alcista y noticias como esta no hacen más que alimentar su ego.

En el otro platillo de la balanza se sitúa Audax. Su acción pierde cerca de un 30% en el año y su perfil apunta directamente hacia los mínimos en marzo, en el peor momento de la crisis. Los expertos, sin embargo, creen que está siendo excesivamente castigada teniendo en cuenta su intensa actividad en un sector que es megatendencia y su diversificación geográfica. Entre sus últimas operaciones destaca su entrada en Hungría con la compra de la comercializadora de E.On en el país.

Dos opciones diferentes, pero de la cuales, los expertos creen que se puede sacar mucho jugo a medio y largo plazo. Junto a ellas destacan también Solarpack o Grenergy, y, como no, Iberdrola, cada día más verde y con una fuerte posición de liderazgo.

Artículos relacionados