LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa en terreno pantanoso

Después de un amago de re­bote a prin­ci­pios de se­mana, la bolsa se ha des­in­flado para volver casi al mismo punto de par­tida. Al final se ha ter­mi­nado por im­poner un cierto miedo por el des­con­trol de la pan­de­mia. También ha preo­cu­pado y mucho el au­mento de las ten­siones entre Estados Unidos en puertas de la reunión pre­vista para la se­mana con el fin de ana­lizar los avances en su re­ciente pacto co­mer­cial.

En este contexto de cautela, el índice Ibex 35 cerró la semana pasada con una mínima subida del 1 por ciento para quedar en los 6.950 puntos. El selectivo sigue ofreciendo malas vibraciones y se muestra incapaz de recuperar la importante referencia técnica de los 7.000 puntos. Y cuando más pase el tiempo más se eleva el riesgo de una nueva fase bajista hacia los mínimos del año sobre los 6.100 puntos registrados en los peores momentos de la crisis.

Un deterioro marcado por la debilidad de los valores emblemáticos, como Telefónica. La operadora ha registrado mínimos del año por debajo de 3,5 euros y se sitúa en su nivel más bajo desde 2004. Un sombrío panorama al que se ha unido el sector financiero, donde cabe destacar la caída semanal del 4,3 por ciento del BBVA.

Un terreno pantanoso que dificulta la reacción a corto y medio plazo. Los analistas más entusiastas empiezan incluso a dudar ya del esperado rally veraniego previsto ante los bajos precios. Aunque los castigos por fundamentales parecen injustificados, el mercado no acaba de ceder en la presión bajista y eso mina cualquier atisbo de optimismo.

Esta debilidad de la renta variable se refleja además en la escalada alcista del oro como activo refugio. La onza no ha dejado de marcar máximo tras máximos en las últimas sesiones y, pese al respiro del viernes, se mantiene firme sobre los 2.000 dólares.

En el mercado de divisas, entre tanto, el euro ha ido de más a menos. La moneda común europea ha llegado a superar la cota de 1,19 dólares para acabar la semana por debajo de 1,18 dólares. Un nuevo foco de preocupación para los analistas, pues esta solidez puede alejar a los inversores de fuera del euro de los mercados de valores europeos ante la pérdida de rentabilidad por el tipo de cambio.

La debilidad del dólar está además correlacionada con la subida del precio del crudo que en estos días ha llegado a superar la barrera de los 46 dólares por barril, aunque en la recta final de la semana ha perdido algo de fuelle.

Calendario semanal de bolsa

Los datos de inflación alrededor del mundo correspondientes al mes de julio centrarán buena parte del foco de atención de los mercados financieros internacionales la próxima semana. Los inversores deberán estar pendientes, además, de algunos importantes datos de producción, crecimiento y confianza.

Este lunes, por ejemplo, se darán a conocer el IPC de China y el índice de sentimiento económico en la zona euro.

En la sesión del martes destacan la balanza comercial de Japón, las ventas al por menor y los datos de empleo en el Reino Unido, pero la atención se centrará, sobre todo, el índice ZEW de confianza empresarial en Alemania y los precios de producción en EEUU.

La agenda financiera internacional del miércoles también contará con algunas citas importantes. En el Reino Unidos se conocerán los datos de PIB del segundo trimestre. Desde Bruselas llegarán la cifra de Producción Industrial de la Zona Euro que podría seguir mostrando una notable recuperación si se cumplen las expectativas del mercado. En EEUU se esperan el IPC y el índice de morosidad hipotecaria MBA.

El jueves lo más destacado será el IPC de Alemania y España, junto con los datos de importación y exportación en EEUU.

La semana bursátil se cerrará el viernes con datos de ventas al por menor y producción industrial en China y la balanza comercial y el PIB de la Zona Euro. Por su parte, desde el otro lado del Atlántico llegarán las ventas al por menor, los inventarios de negocios, la productividad, la capacidad de utilización, los costes laborales y la producción industrial. Este día también se espera la encuesta de confianza de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados