Los grandes ca­pi­tales buscan pescar en 'empresas zom­bies' para ge­nerar ren­ta­bi­lidad

Los inversores institucionales, a la caza de 'ángeles caídos' como ArcelorMittal

La ace­rera es­pañola re­cibe una re­baja de ca­li­fi­ca­ción a BBB- por parte de Fitch

ArcelorMittal
ArcelorMittal

El ape­tito in­versor por las em­presas que han re­ci­bido im­por­tantes re­bajas de ca­li­fi­ca­ción cre­di­ticia se ha dis­pa­rado en el en­torno pos­t-­pan­de­mia. Frente a un es­quema en el que se buscan ele­vadas ren­ta­bi­li­dades tras la lle­gada de la vo­la­ti­li­dad, las manos fuertes de los mer­cados mues­tran su hambre por los bonos de em­presas que se en­marcan en este seg­mento, como es el caso de ArcelorMittal en España. Pese al riesgo, ya hay 154.000 mi­llones de emi­siones en firmas de este tipo, lo que su­pone un au­mento del 12,5% en lo que va de año.

El término de “ángeles caídos” es bastante conocido en el entorno bursátil. Se refiere aquellas empresas, entidades o instituciones de cierta calidad en su momento cuyos bonos han entrado en calificación de bonos basura o cuya calificación se ha deteriorado bastante, lo cual dispara la rentabilidad de sus nuevas emisiones. En la crisis financiera de 2008, se vio incrementado el número de compañías de este tipo que terminaron subsistiendo y bañó de millones a entidades financieras tan importantes como Morgan Stanley o Goldman Sachs.

Moody's ha anunciado más de 600 rebajas en los últimos tres meses, a una media de más de 200 por mes en comparación las 40 reducciones de calificaciones mensuales de los últimos dos años. Parece que la tendencia a la baja estará con nosotros por un tiempo, lo que tiene implicaciones importantes para aquellos créditos que apenas mantienen sus calificaciones de grado de inversión.

Actualmente hay compañías que emiten bonos de grado de inversión por valor de 973.000 millones con calificación BBB baja (BAA3 o BBB-). De esa cantidad, 466.000 mil millones está en algunas listas negras de, al menos, una agencia de calificación crediticia importante. Y es que ya este año, el mercado del high yield ha tenido que absorber 154.000 millones en “ángeles caídos”.

Industria energética

No es sorprendente que la industria con la mayor cantidad de ángeles caídos sea la energética, con 63.000 millones de dólares en bonos con esta situación. No es de extrañar que Ford sea ahora el mayor emisor en el mercado. con Occidental y Kraft el quinto y sexto más grande, respectivamente.

Para poner estas cifras perspectiva histórica, 2020 ya ha tenido la mayor cantidad de rebajas a un nivel inferior al grado de inversión registrado, superando los números marcados en 2002, la gran crisis financiera del 2008 y el colapso de las materias primas en 2015. Con 466.000 millones de emisores BBB-, el volumen de ángeles caídos “continuará aumentando durante el resto del 2020”, vaticina el equipo de análisis de Western Asset, filial de renta fija de Legg Mason. Las estimaciones de los estrategas de Wall Street para el presente ejercicio varían entre los 200.000 millones y los 500.000 millones.

ArcelorMittal, el ejemplo en España

Dar el salto del grado de inversión al especulativo es un batacazo para las compañías, que deberán pagar más por su deuda en bonos. Las empresas que dan ese paso hacia atrás pueden generar un temor inicial, pero aquellos institucionales con experiencia en el campo de las inversiones apuestan con fuerza tras realizar un análisis minucioso sobre su situación.

Fitch o S&P fijan el límite para los bonos BBB, último piso del grado de inversión (desde la AAA de máxima solvencia) hasta la BB (C es el nivel más bajo, próximo al impago), cuando las compañías entran en grado especulativo.

En cambio, para la británica Moody’s, el salto se da desde Baa a Ba, siendo también la C la peor calificación posible. Marks & Spencer, Renault, Delta Airlines, Lufthansa, entre otras, han dado este año, como consecuencia del Covid-19, el salto de deuda de calidad a deuda especulativa. La única rebaja a ángel caído en el mercado español ha sido ArcelorMi

Artículos relacionados