ANÁLISIS

Sánchez se juega en 15 días la recuperación económica y el modelo de sociedad futura

Entrevista con el primer mi­nistro de Portugal en su pe­riplo para con­se­guir el apoyo de la UE

Banderas UE y Latinoamérica
Banderas europeas.

Son dos se­manas des­ti­nadas a marcar el fu­turo de la his­toria eco­nó­mica es­pañola. Nunca este país había es­tado pen­diente de re­cibir unos fondos eco­nó­micos tan im­por­tantes en tan poco tiempo. La re­cu­pe­ra­ción eco­nómca de la pan­demia de­pende de lo que el pre­si­dente del Gobierno con­siga en los pró­ximos quince días.

Hace bien Pedro Sánchez en preparar con suficiente antelación la Cumbre Europea en la que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea quienes volverán a afrontar el montante y las condiciones del Fondo de Rescate europeo inicialmente previsto en 750.000 millones de euros: 500.000 en transferencias y 250.000 en créditos. Por supuesto que habrá condiciones, aunque ya no se hable de los hombres de negro.

Se trata de negociar las mejores condiciones para garantizar el futuro de las pensiones, las ayudas a los parados, la asistencia con el Ingreso Mínimo Vital a los que lo han perdido todo. Está en juego también el tamaño de nuestra Administración y, de forma global, nuestro modelo de sociedad.

Del tamaño de la ayuda también depende en parte la posibilidad de poder presentar un proyecto de Presupuestos Generales del Estado acorde con las urgentes necesidades del país que se encuentra entre los que lideran la crisis provocada por la pandemia.

Porque junto al Fondo de Rescate también está pendiente de definir en los próximos días el alcance de las nuevas perspectivas económicas para el septenio 2021-2027 que la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, quiere incrementar de forma significativa, propuesta que a su vez rechaza el Club de los sobrios, formado por Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria.

Advertencia holandesa

El primer ministro holandés, Mark Rutte, insistía en las últimas horas en que podía no aprobarse todavía este paquete de ayudas los próximos días 17 y 18. “Holanda no tiene prisa por acordar el Fondo de Recuperación europeo. Si no hay acuerdo el 17 y 18 de julio, tampoco será el fin del mundo. Para nosotros no hay una necesidad absoluta de llegar a un acuerdo en esa fecha. Ni creo que haya tanta prisa, ni quiero alargar la negociación más de lo necesario”, matizaba el jefe de gobierno holandés en rueda de prensa el pasado sábado.

Pero, aunque la decisión se retrase, España está destinada a ser uno de los principales receptores de las ayudas. De la finura de la negociación de Sánchez dependerán la cuantía y las condiciones. Como ha ratificado en Madrid el vicepresidente del ejecutivo comunitario, Josep Borrell, condiciones habrá.

Para que sean lo menos onerosas para los españoles, Sánchez trata de buscar el apoyo del máximo de jefes de Estado o de Gobierno que tomarán las decisiones en Bruselas. Este lunes se reúne en Lisboa con el primer ministro portugués, Antonio Costa, con quien inicia la que será una intensa ronda de contactos previos al Consejo Europeo que aprobará las medidas para la reconstrucción europea y española, con las que reparar parte de las graves lacras económicas y sociales que ha provocado la epidemia de la Covid-19, cuyas consecuencias son todavía incalculables.

Conti en Madrid

El miércoles visita Madrid el primer ministro italiano, Giuseppe Conti, y la semana que viene, Sánchez tratará de convencer de la adecuación de la aprobación de los fondos a dos de los líderes que más se oponen a la propuesta de la Comisión, como son los primeros ministros de Holanda y Suecia.

Ya esta semana vamos a contar con estimaciones más precisas de las muy negativas consecuencias sanitarias, económicas y sociales que está provocando la crisis del coronavirus.

El martes dará a conocer la Comisión Europea sus previsiones económicas del verano en las que actualizará las estimaciones que ha anticipado hace escasas semanas en las que España aparecía como el país que lidera el desastre económico y social de la crisis.

Unas horas más tarde, el miércoles entre las 14:15h y las 17:45h, Angela Merkel va a presentar ante el Pleno del Parlamento Europeo el programa de actividades de la presidencia semestral de la Unión Europea. Será el momento de conocer parte de las modificaciones que se han hecho al proyecto inicial de la Comisión para que los aprueben los conocidos como países frugales.

La propuesta inicial de la Comisión añadía al presupuesto para los próximos siete años de 1,1 billones de euros, el mencionado Fondo de Recuperación. Pero el presidente permanente del Consejo Europeo, el liberal Charles Michel, ha anunciado una modificación a la propuesta de Von der Leyen.

Si bien prevé el mismo montante para el fondo, las condiciones de reparto serían distintas. No se conoce el detalle del recorte que supondría para España, aunque previsiblemente lo habría porque ya no se va a utilizar como uno de los indicadores principales los niveles de paro, que varios Estados han rechazado al considerar injusta esta referencia que es previa a las consecuencias de la pandemia.

Además, el Presupuesto para el período 2021-2027 sería inferior a los 1,09 billones debatidos en el Consejo Europeo de febrero, aunque superior a los 1,05 billones que defienden los países sobrios.

Además, la propuesta es periodificar durante más tiempo la entrega del dinero del Fondo de Rescate en dos partes: el 70 % se entregaría entre el 2021 y el 2023. El 30 % restante se desembolsaría entre 2023 y 2024 teniendo en cuenta el impacto de la pandemia en el PIB del año que viene y el 2022.

En el reparto de esos fondos, de los que la Comisión había previsto que a España llegaran 140.446 millones tendrán bastante que decir las orientaciones que salgan del Eurogrupo, cuya presidencia se decide el próximo jueves a partir de las 15 horas. Se mantienen los tres candidatos.

Nadia que te quiero Nadia

La española, Nadia Calviño, el irlandés Paschal Donohoe y el luxemburgués Pierre Gramegna. Sobre una hora tan taurina como las 5 de la tarde está previsto que se conozca quien ha conseguido los 10 de los 9 votos necesarios. Calviño parece tener garantizados 7 en primera votación. Todo dependerá de esos votos de descarte.

Al día siguiente, el Ecofín analizará las prioridades económicas y financieras que les presentará el vicecanciller y ministro de Finanzas alemán, el socialdemócrata Olaf Scholz.

Hasta el último día de la semana los mercados van a tener que contar con noticias extraordinarias para cuadrar sus cierres. A las grandes incertidumbres que dependen de la evolución del coronavirus y sus consecuencias en la economía mundial se suma en los próximos días la indefinición de la respuesta europea.

Si se produjeran recortes sobre las estimaciones iniciales de los fondos previstos para España, la debilidad del Ibex podría agudizarse. La bolsa no lo es todo, pero sigue siendo un índice en el que más de 6 millones de españoles tienen parte de sus ahorros. Haría bien esa parte del Gobierno que desprecia a los mercados en tenerlos más en cuenta. Aunque solo fuera por los millones de ahorradores que confiaron en el capitalismo popular y por las negativas consecuencias del efecto pobreza cuando los mercados se hunden.

Artículos relacionados