RESULTADOS

Onur Genç (CEO) pasa de pun­ti­llas sobre el caso Francisco González-BBVA-Villarejo

BBVA tira de México, Turquía y ROF para limar las pérdidas semestrales

España tan sólo aporta un 7% al be­ne­fi­cio, cuando su peso era del 20% a marzo

Onur Genç, Ceo del BBVA.
Onur Genç, CEO del BBVA.

El BBVA de Carlos Torres es cada vez más me­xi­cano y menos es­pañol. El 52% de su be­ne­ficio en el primer se­mestre lo aporta su fi­lial en México, mien­tras que el banco en España tan sólo tiene un peso del 7%, por de­trás de Turquía (21%) y América del Sur (13%). Además, el grupo ha in­cre­men­tado en un 419,7% su re­sul­tado de ope­ra­ciones fi­nan­cieras en la com­pa­ra­tiva in­ter­anual, aunque con todo no ha lo­grado salir de los nú­meros rojos en los que ya cayó en el primer tri­mes­tre. Las pér­didas se­mes­trales son de 1.157 mi­llones de eu­ros.

El ajuste de más de 2.000 millones de euros del primer trimestre pesan en las cuentas semestrales del BBVA, cuyos resultados son cada vez menos diversificados. Más de la mitad del beneficio de la primera mitad del año procede de México, un mercado por el que no apostaba Francisco González (FG) cuando aún compartía presidencia con el ya fallecido Emilio Ybarra.

Turquía, la gran pasión de FG y país de origen del actual consejero delegado Onur Genç, se consolida como la segunda área geográfica en su aportación al beneficio atribuido, con un peso del 21% (algo por encima del primer trimestre de este año) y 266 millones de euros.

En contraposición, España ha pasado a tan sólo aportar un 7% del beneficio (88 millones de euros) en el conjunto del semestre, cuando su peso era del 19,9% al cierre de marzo. La rentabilidad (ROE) ha entrado en negativo en este mercado, aunque no en el conjunto del grupo (4%).

En una posición más residual se sitúa Estados Unidos, que tan sólo aporta un 2% al atribuido del grupo, por debajo incluso del resto de Eurasia (5%). El saneamiento del fondo de comercio de la filial estadounidense fue el detonante para que el BBVA registrara unas pérdidas en el primer trimestre de 1.792 millones de euros, cifra que se ha reducido a 1.157 millones al sumar el resultado del segundo trimestre.

Atípicos

Las cuentas semestrales del BBVA también se han visto beneficiadas por un incremento descomunal de los resultados por operaciones financieras (ROF). El banco ha sumado 526 millones en el segundo trimestre por ventas de carteras y resultados de mercados, con un incremento interanual del 419,7%.

Estos resultados atípicos han contrarrestado un margen de intereses casi plano (tan sólo sube un 2%) y una caída del 9,5% de las comisiones por una menor actividad minorista, sobre todo en tarjetas de crédito.

Durante la presentación telemática, el director financiero de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, ha reconocido que los dos últimos trimestres han estado por encima de la media de trimestres anteriores, que se situaba en torno a los 400 millones. Según su previsión, la evolución en el resto del año estará condicionada a la actividad de los clientes, que buscan coberturas, y por el entorno.

El consejero delegado, Onur Genç, ha descartado que el grupo vaya a cerrar el ejercicio con pérdidas y tampoco ocurrirá en España, a pesar de que el beneficio ya se ha desplomado un 88%. Sin embargo, no le han trasladado la pregunta sobre la pérdida de peso en el beneficio atribuido del grupo.

Onur Genç ha pasado de puntillas sobre el caso Cenyt y se ha acogido a todo lo dicho hasta el momento sobre los encargos de espionaje por parte del expresidente Francisco González al comisario José Manuel Villarejo. "Este caso sigue en una fase temprana", ha zanjado el consejero delegado del BBVA.

El banco mantiene su decisión de cerrar 160 oficinas en España. Según han indicado sus directivos, hasta julio ya se habían clausurado 109 sucursales, aunque descartan que esta disminución de la red se acompañe con un ajuste de la plantilla.

Artículos relacionados