La CNMV da el visto bueno a la OPA y ace­lera el pro­ceso de compra

Los grandes fondos tiran la toalla en MásMóvil pese a sus buenos resultados trimestrales

BlackRock y Norges venden miles de ac­ciones desechando la op­ción de me­jora de la OPA

MasMovil
MasMovil

Bloqueada la co­ti­za­ción en Bolsa por el precio de la OPA lan­zada por Cinven Capital Management, KKR y Providence, MásMóvil no puede co­tizar en el parqué unos re­sul­tados que han sor­pren­dido a pro­pios y ex­traños. En el tri­mestre más duro por la ex­pan­sión del Covid-19, la com­pañía ha con­se­guido elevar tanto la cifra de in­gresos como el nú­mero de clien­tes. Y los avances en ambos casos no son pre­ci­sa­mente de corto al­cance.

La salida masiva de fondos se produce casi al mismo tiempo que la CNMV diera este jueves el visto bueno a la opa lanzada sobre MásMóvil por los fondos KKR, Cinven y Providence a 22,5 euros por acción (2.963 millones en total). Estel viernes comienza el periodo de aceptación, que se extenderá por un total de 43 días, ampliables, de manera que la fecha límite concluirá a mediados del mes de septiembre.

La OPA de los tres fondos será efectiva cuando se alcance el objetivo de respuestas positivas por lo menos del 50% del capital. El objetivo, además, es excluir de Bolsa al cuarto operador de telefonía en España.

Resultados

A pesar del confinamiento y las múltiples barreras para la comercialización de productos de telefonía, con la suspensión del proceso de portabilidad a la cabeza, MásMóvil elevó los ingresos por servicio un 19% en el segundo trimestre. Y un 7% crecen los suscriptores de banda ancha. Unas cifras de muy altos vuelos que confirman al cuarto operador de 'telecos' español como una de las empresas de crecimiento de referencia de nuestro mercado.

Con cerca de 11 millones de clientes y un beneficio de 1,5 millones, MásMóvil ha superado las expectativas... una vez más. Y gana credibilidad para que cale su mensaje de que mantiene sus objetivos de 'ebitda' para 2020 y 2021 a pesar de la incertidumbre general y creciente sobre la evolución de la pandemia. Pero otra cosa muy distinta son las expectativas respecto a la oferta pública de adquisición en marcha.

En este punto, no se esperan ya grandes alegrías, al menos por parte de los grandes transatlánticos de la inversión mundial. Esta semana, BlackRock ha realizado una nueva venta millonaria de títulos de la operadora y reduce su participación hasta el 3%. Por lo tanto, en apenas un mes se ha deshecho del 3,5% de las acciones de MásMóvil. Una señal inequívoca de que ha dejado de apostar por una mejora del precio de la OPA.

En la misma línea, Norges Bank también ha reducido su paquete de títulos en la compañía hasta niveles del 2,3%, muy lejos del 3,5% que llegó a acumular a mediados del mes pasado. Por entonces, sí había expectativas muy definidas de una subida del precio de la OPA de los gigantes del capital riesgo. Pero el paso de los días y la falta de noticias están provocando la retirada ordenada de buena parte de los fondos que más apostaron por una mejora de las condiciones.

En junio, los movimientos alrededor de MásMóvil fueron incesantes a la caza y captura de una subida de precio que, como todo parece indicar, no se producirá. Pero la salida de los fondos se presume muy tranquila en un valor que se ha convertido en activo refugio en bolsa en plena temporada de resultados. Muchos gestores han aparcado parte de su liquidez en la operadora de 'telecos' en las últimas semanas con la garantía de que el valor está 'topado' por el precio de la OPA.

Efectivamente, la cotización no se mueve de la banda entre los 22,5 y los 22,7 euros. Los fondos no tienen nada que perder y siempre queda la posibilidad de una sorpresa positiva cada vez más remota. Lo cierto es que aún en plena crisis la compañía ha demostrado una extraordinaria capacidad de resistencia. Más argumentos para gestoras como Bestinver que creen que los 22,5 que ofrecen los compradores son insuficientes.

Artículos relacionados