BOLSA

Red Eléctrica, corriente alcista

El des­censo del con­sumo eléc­trico de­ri­vado de la pan­demia apenas ha las­trado los be­ne­fi­cios de Red Eléctrica. Al cierre del primer se­mestre su be­ne­ficio neto ha ron­dado los 332 mi­llones de eu­ros, solo un 8,4% por de­bajo de un año an­tes, a pesar del di­fícil con­texto eco­nó­mico.

La demanda de electricidad ha caído un 8% de media en la primera mitad del año, con un retroceso máximo de un 13,3% durante el periodo del estado de alarma, entre el 15 de marzo y el 21 de junio. Este retroceso ha frenado los ingresos en tan solo un 1,5% en el conjunto del primer semestre, hasta los 978 millones de euros. En el segundo trimestre la caída ha sido del 3,2% debido a la menor retribución regulada a su negocio de transporte en España compensada en parte por los mayores ingresos en telecomunicaciones.

El beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o Ebitda h retrocedido en apenas un 1,7% para quedar en 766,2 millones. Respecto al gastos de personal, la compañía ha experimentado un crecimiento del 13,6% en los primeros seis meses debido al incremento de la plantilla por la incorporación del negocio de satélites Hispasat.

La deuda financiera neta del grupo se ha elevado a 6.266 millones, un 4% superior a los 6.038 millones al cierre de 2019 por las mayores inversiones en la red de transporte en España o la adquisición de Argo en Brasil.

Unas cifras ajustadas a las previsiones del consenso del mercado y que convierten a Red Eléctrica en una de las favoritas el Ibex 35 entre los operadores para afrontar los actuales momentos de crisis. En el mercado hablan de un precio objetivo en torno a los 18,5 euros por acción, con un potencial de revalorización del orden del 15%. Una rentabilidad nada desdeñable a la que habría que sumar un dividendo del 6%.

Artículos relacionados