SEGUROS

Mapfre y GSI lanzan un fondo de impacto social para financiar empresas en África

Con un primer ob­je­tivo de 50 mi­llo­nes, se in­ver­tirá tam­bién en deuda a corto y medio plazo en Latinoamérica

Edificio de Mapfre
Edificio de Mapfre

Mapfre AM, la ges­tora del grupo ase­gu­ra­dor, y Global Social Impact Investments SGIIC (GSI) se alían para otorgar fi­nan­cia­ción a em­presas de alto im­pacto so­cial tanto en mer­cados fron­tera como emer­gen­tes. Lo harán a través de un fondo abierto de deuda pri­vada, de­no­mi­nado Global Social Impact Fund (GSIF), que pondrá el foco ini­cial­mente en mo­delos de ne­gocio con­so­li­dados del África Subsahariana y se ex­pan­dirá po­ten­cial­mente a Latinoamérica.

Lo harán a través de un fondo abierto de deuda privada, denominado Global Social Impact Fund (GSIF), que pondrá el foco inicialmente en modelos de negocio consolidados del África Subsahariana y se expandirá potencialmente a Latinoamérica. El vehículo, que pretende alcanzar los 50 millones de euros como primer objetivo, será gestionado por GSI y nace con Santa Comba y MAPFRE como principales inversores. MAPFRE AM asumirá el papel de asesor de inversiones.

Esta nueva propuesta dentro del ámbito social refuerza el compromiso de ambas firmas con la inversión de impacto. En este sentido, GSI evalúa las teorías del cambio de las empresas invertidas, y mide la mejora de la calidad de vida de las personas y comunidades, así como el impacto en el ecosistema, intentando ir más allá de los datos meramente cuantitativos. Para ello, este fondo, que tiene un objetivo de rentabilidad anual de entre el 5% y el 8% y con liquidez anual a partir de 2024, se centrará en tres sectores fundamentalmente: el agrícola, el de energía y el de inclusión financiera. En concreto, la mayor parte de la inversión se realizará de forma directa en préstamos y estructuras de deuda a corto plazo, aunque se deja un margen de hasta el 25% del capital para hacerlo a través de fondos.

MAPFRE da un paso más en su apuesta por la inversión socialmente responsable. Tras cubrir de forma completa el espectro ASG (ambiental, social y buena gobernanza) con sus tres fondos, el MAPFRE Good Governance, MAPFRE Capital Responsable y MAPFRE Inclusión Responsable, lanzó recientemente el MAPFRE Compromiso Sanitario, con el fin de financiar a la Comunidad de Madrid en la lucha contra el Covid-19.

“Estamos muy ilusionados con este proyecto y para ello no podíamos haber buscado un socio mejor. Creemos que la inversión de impacto tiene mucho recorrido y, tras la pandemia, la inversión socialmente responsable va a salir reforzada, principalmente aquella que se realiza con criterios sociales”, señala José Luis Jiménez, director general de inversiones de MAPFRE.

Global Social Impact, pionera en inversión de impacto en España, cuenta con un equipo gestor con más de 20 años de experiencia en inversiones y en diseño, medición y gestión del impacto social de las mismas. Ha desarrollado a través de su experiencia un sistema de medición propio alineado con los estándares internacionales más consolidados, como los indicadores ODS, IRIS+, e IMP. En su Comité Asesor figuran personalidades de reconocido prestigio, entre otros el Profesor Muhammad Yunus, premio Nobel de la Paz, que también aporta a GSIF sus equipos locales en los países objeto de las inversiones.

“Hay pocas empresas españolas que incorporen desde sus inicios una conciencia social, y MAPFRE es una de ellas. El propio Ignacio Larramendi decía que la empresa no está obligada sólo a la prestación eficiente de su propio servicio, sino sujeta a obligaciones institucionales derivadas de su influencia en la vida social y de su participación en el patrimonio nacional.

María Ángeles León

Desde GSI estamos agradecidos de poder formar parte de este proyecto y aportar nuestro conocimiento para ampliar y profundizar nuestro impacto entre los colectivos vulnerables, que solo necesitan una oportunidad”, señala María Ángeles León, fundadora y presidenta de GSI.

Artículos relacionados