Las ex­pec­ta­tivas de in­te­gra­ciones dan con­ti­nuidad al re­bote del sector en junio

La banca recupera el morbo de las fusiones, se da un festín y luego se desinfla de nuevo

El BCE re­laja los re­qui­sitos de ca­pital y da vida a los bancos menos va­lo­rados en Bolsa

Presentación resultados Sabadell 2019.
Presentación resultados Sabadell 2019.

Todo el sector fi­nan­ciero eu­ropeo se dio un festín ex­tra­or­di­nario este jue­ves, pero que duró lo que tardó en llegar el vier­nes. Todo acom­pañó, es cierto. Los bue­ní­simos por ines­pe­rados datos de em­pleo en Estados Unidos y las no­ve­dades sobre nuevos avances en la ba­talla contra la pan­demia ge­ne­raron mo­mentos de eu­foria en el mer­cado. En España nadie los apro­vechó más ni mejor que la banca, con subidas de enorme en­ver­ga­dura su­pe­riores al 5% y en al­gunos va­lores cer­canas al 10%. El resto de sec­tores no fue capaz de se­guir el ritmo ni de le­jos. Pero el viernes volvió a las an­da­das: perdió la mitad de lo ga­nado.

El viernes, el Ibex-35 cayó un 1,27%, hasta 7.403,50 puntos, tras las fuertes ganancias del jueves. Los bancos impulsaron las bolsas en medio de noticias alentadoras sobre las vacunas contra el Covid-19 y de unos datos de empleo en Estados Unidos mejores de lo esperado. Pero en la jornada del viernes los bancos han vuelto a ser protagonistas, al perder la mitad de lo ganado el jueves, en gran parte motivados por la recogida de beneficios.

Rebote de la banca

Pero en perspectiva, el rebote cercano al 10% de la banca en el segundo trimestre está teniendo continuidad en este comienzo del tercero. Hay bastante dinero preparado para entrar en el sector a unos precios que no dejan indiferente a nadie. No se trata de que la banca haya pasado del infierno al cielo de una semana para otra, pero también es verdad que le empiezan a cambiar las constantes vitales en el parqué. Cualquier mejora en la expectativa de crecimiento económico es advertido por los inversores como una señal clara de compra.

"Hay que tener en cuenta que el sector llegó a perder hasta un 50% cuando más arreaban las ventas en el primer semestre. Las valoraciones siguen siendo interesantes si por lo que se apuesta es porque la banca se recuperará más rápido en Bolsa que el resto en la segunda parte del año. Estamos viendo que entra más dinero de inversores finales, y la razón es que hay buenas noticias de sobra en este cambio de semestre. Entre ellas, que el BCE ha relajado sus requisitos de capital y ha abierto las puertas a las fusiones entre bancos.

Dicho de otra forma, bancos cuya integración en entidades más grandes parecía una quimera hace una semana, ahora ven luz al final del túnel. El Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE) ha asegurado que ahora sí está por la labor de facilitar la consolidación del sector bancario de la zona euro. Para ello, va permitir requisitos de capital iniciales iguales a la media ponderada de las entidades que se van a fusionar. Además, el BCE permitirá de forma temporal el uso de los modelos internos existentes.

Lectura positiva del BCE

Los gestores han hecho una lectura muy positiva de estas medidas. Las operaciones de concentración ya no serían tan lesivas para las entidades que se lancen a la aventura de una fusión. "Para las grandes que lideren las operaciones, éstas no serán tan dañiñas en términos de capital. Para las pequeñas que son absorbidas, se abre un mundo de posibilidades. Hay muchas entidades que el mercado percibe como zombies en este momento, que no se verían abocadas a hacer ampliaciones de capital y que ahora pueden tener una salida razonable. Para todos es bueno el mensaje del BCE", señalan fuentes bursátiles.

Por lo tanto, la banca ha recuperado morbo en bolsa. Ha llegado la hora de las quinielas, que en el caso de España son muy amplias. Bankia, Sabadell, Unicaja y Liberbank son potenciales objetivos de las más grandes, y quién sabe si incluso algunas podrían reanudar movimientos entre ellas. Ya lo intentaron el año pasado los dos bancos del mercado continuo, pero las valoraciones dieron al traste con la operacion. Ha habido mucho contacto entre entidades en los últimos meses, y ahora sólo es cuestión de volver a sentarse para hacer números.

"Va a haber muchos movimientos en esta segunda mitad del año. Pero sería muy reduccionista leer el movimiento sólo en clave nacional. Puede haber fusiones entre entidades de distintos países, con los dos grandes bancos alemanes en el centro de todo. No hay duda entre los expertos. Y eso lo están cotizando los bancos de la zona euro en bloque. Hay bancos que ahora estaban muy deprimidos y que ganan potencial en bolsa en un escenario muy nuevo. El BCE ha dado su brazo a torcer y eso es una gran noticia para la banca", asegura un veterano analista del sector.

Artículos relacionados