Refuerza su ca­pital hasta el 13,95% y re­duce la mo­ro­sidad hasta el 4,86% en junio

Bankia sacrifica un 64% del beneficio y acumula 310 millones en provisiones

Sevilla (CEO) des­carta pér­didas al final del año y se muestra abierto a po­si­bles fu­siones

José Sevilla, Bankia
José Sevilla, Bankia

Bankia ha ce­rrado el primer se­mestre del año con un be­ne­ficio de 142 mi­llones de eu­ros, un 64% menos en la com­pa­ra­tiva in­ter­anual tras des­tinar en el se­gundo tri­mestre 185 mi­llones de euros a pro­vi­siones por la crisis del co­ro­na­vi­rus. De esta ma­nera, el grupo pre­si­dido por José Ignacio Goirigolzarri ya acu­mula 310 mi­llones de pro­vi­siones ex­tra­or­di­na­rias en los seis pri­meros meses del año gra­cias a que ha ge­ne­rado el su­fi­ciente ca­pital hasta rozar el 14% en la ratio CET1 fully loa­ded.

El segundo trimestre del ejercicio de Bankia ha estado marcado por un incremento de las provisiones, a costa de un menor beneficio, y un refuerzo tanto del capital como de algunas otras variables claves en estos momentos de crisis, como un descenso de la morosidad hasta el 4,86%, casi en la media de la banca con datos a mayo del Banco de España.

El margen de intereses crece un modesto 1,3%, mientras que las comisiones repuntan un 5,8% y los gastos de explotación se reducen un 7,1%. De esta manera, el banco habría logrado un resultado core superior en un 19,6% al obtenido en un 2019 en el que efecto de la pandemia no se contabilizaba.

Sin embargo, Bankia ha optado por la prudencia y ha sumado 185 millones de euros en provisiones extraordinarias. Tras los 125 millones ya dotados al cierre de marzo, el banco acumula un colchón ante la crisis de 310 millones de euros.

En cuanto a la actividad centrada en las necesidades de la clientela en estos momento, Bankia ha concedido más de 4.000 millones en moratorias hipotecarias y 330 millones en moratorias en créditos al consumo.

El volumen de financiación con aval del ICO ha sido de 7.450 millones de euros, una cantidad que supone el 18% del total del crédito a empresas concedido en el semestre. Al mismo tiempo, Bankia ha crecido en hipotecas hasta los 1.416 millones de euros en el semestre y junio ha sido el mejor mes con una nueva producción de 308 millones.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha afirmado en un comunicado oficial que el segundo trimestre "ha sido uno de los más complejos a los que hemos tenido que enfrentarnos en nuestra historia" que, de hecho, no ha estado exenta de complicaciones.

Goirigolzarri ha subrayado que el confinamiento "nos obligó a cambiar completamente nuestro catálogo de productos de una día para otro, un reto que logramos gracias a la flexibilidad de nuestros sistemas y el tremendo esfuerzo llevado a cabo por todos los profesionales de Bankia".

Su consejero delegado, José Sevilla, ha afirmado que el segundo trimestre está marcado por "una fuerte expansión del crédito a empresas", sobre todo por la avales del ICO, aunque también han tenido "una sólida recuperación de la actividad a lo largo del trimestre" en hipotecas y fondos de inversión.

En positivo

Por este motivo, Sevilla se muestra optimista ante el segundo semestre del ejercicio. Durante la presentación de los resultados, el consejero delegado de Bankia ha descartado que incurran en pérdidas al final de este año, aunque mantendrán la prudencia en provisiones en línea muy similar al primer semestre.

Esas dotaciones, tanto ordinarias como extraordinarias, impactan en la rentabilidad. De hecho, el ROE de Bankia se ha desplomado hasta el 2% al cierre de junio, aunque sin las provisiones extraordinarias estaría en el 5,8%.

El consejero delegado ha recordado que uno de los objetivos es poder incrementar la rentabilidad hasta un 8%, aunque por el momento la recuperación será más moderada y de manera orgánica en la segunda mitad del ejercicio.

José Sevilla, no obstante, considera que la baja rentabilidad de todo el sector bancario es "un incentivo para fusiones que podríamos ver en los próximos meses". Ha recordado que Bankia ya ha protagonizado en los últimos tiempos la integración de BMN y ha apuntado que "las fusiones bien realizadas aportan valor", pero ha evitado entrar en si serían parte en ese proceso de consolidación y mucho menos con nombres concretos (caso del BBVA).

El consejero delegado de Bankia ha indicado que será a primeros de 2021 cuando se valore la posibilidad de distribuir el dividendo con cargo al actual ejercicio y confía en que el Banco Central Europeo (BCE) levante el próximo año la prohibición de dicho reparto.

Artículos relacionados