BOLSA

Berkeley, terreno resbaladizo

Si hay un valor en el mer­cado con­tinuo con mayor riesgo de in­ver­sión en la ac­tua­li­dad, ese sería sin duda al­guna Berkeley. Capaz de subir un 20% a pri­mera hora y acabar la se­sión con una caída del 14%. A la propia ex­po­si­ción de toda em­presa a los vai­venes fi­nan­cie­ros, suma los riesgos po­lí­ti­cos, aún más di­fí­ciles de li­diar con ellos.

Pero es esta adrenalina y las expectativas de grandes rentabilidades las que están animando a muchos operadores a lanzarse a tomar posiciones en la compañía.

Esta volatilidad se ha acentuado en los últimos días, después de que el Consejo de Seguridad Nuclear de España ha informado de forma positiva sobre la solicitud de la empresa para renovar la autorización previa de su planta de concentrado de uranio en Retortillo, Salamanca, como instalación radioactiva. La compañía minera había recibido en 2015 una autorización inicial de cinco años para operar en dicha mina.

Una noticia muy positiva para el grupo minero que ya había anunciado nuevas inversiones en caso de recibir el visto bueno del CSN. Eso supondrá la liberación de unos 87 millones de euros bloqueados por la compañía hasta la obtención de los permisos. Un importe que supondrá de confirmarse un notable estímulo económico para la zona.

Pero lo cierto, es que el Consejo de Seguridad Nuclear no es el órgano que tiene la última palabra para la puesta en marcha de la mina. Su dictamen debe pasar por las distintas administraciones con punto final del Gobierno a la hora de dar el visto bueno final. Un trámite que complica la operación, ya conocida el rechazo de al menos parte del Ejecutivo a este proyecto.

Sin embargo, en el mercado se especula con la posibilidad de que el Gobierno acabe flexibilizando su postura debido a la crisis actual que puede convertir a la energía nuclear en un eje clave para la recuperación.

Una posibilidad que lleva tanto a la propia compañía como a muchos operadores a elevar su optimismo sobre el proyecto. Al respecto, muchos han vendido la piel del oso antes de cazarla después de conocerse que Berkeley ya tiene comprometida la venta de buena parte de su posible producción en los próximos años a varias centrales en EEUU. Motivo por el cual, el valor ha multiplicado por más de dos su precio de principios de año, pero con muchas incertidumbres.

Artículos relacionados