LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa se desinfla antes de la Fed

Las ten­siones di­plo­má­ticas entre China y EEUU han dado alas a los ba­jis­tas, ya de por sí ani­mados por la in­ca­pa­cidad para man­tener bajo con­trol la en­fer­medad del co­ro­na­vi­rus. En estas con­di­cio­nes, el ín­dice Ibex 35 su­frió un nuevo re­tro­ceso del 2% en el cómputo global de la se­mana pa­sada para quedar por de­bajo de los 7.300 pun­tos.

Acercándose peligrosamente a la parte baja de la actual tendencia lateral. El selectivo acumula así una caída de cerca del 24% en el año.

Un pésimo balance que contrasta con la mínima caída de algunas grandes bolsas europeas como Fráncfort, que apenas cae un 3%, y aún más con los mercados americanos, especialmente con el Nasdaq, índice de empresas tecnológicas, que se apunta una revalorización anual del 15%. Una considerable diferencia.

Pese al importante acuerdo obtenido en Europa sobre los fondos de recuperación contra la pandemia, los inversores españoles se han mostrado más preocupados por la evolución incontrolable de la enfermedad. Una incertidumbre justificada por la petición de las farmacéuticas de la exención de responsabilidad derivados de la producción de sus vacunas por vía de urgencia.

La guinda la ha puesto el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, instando al mundo libre a luchar contra la “nueva tiranía” de China. Para ello no ha dudado en acusar al consulado chino en Houston, Texas, se ser un centro de espionaje. Motivo por el cual la Casa Blanca ha exigido su cierre inmediato.

Pekín ha anunciado medidas de represalia, lo que vuelve a abrir de par en par las puertas a nuevos enfrentamientos en el terreno comercial. Este foco de fricción ha eclipsado las referencias positivas, como el nuevo programa estímulos que prepara el congreso de EEUU por hasta un billón de dólares.

Esta crispación amenaza con marcar el devenir de los mercados financieros internacionales a más corto plazo., enturbiado aún más por la batería de resultados semestrales concentrados en estos días. De cómo sea capaz el mercado de salir de estas turbulencias dependerá en buena medida las expectativas apuntadas en las últimas semanas sobre el posible rally previsto en el mes de agosto, que ahora estaría en cuarentena pendiente además de la reunión en estos días de la Fed.

Calendario semanal de Bolsa

La última semana del mes de julio vendrá cargada de indicadores económicos de actividad, confianza y crecimiento. Indicadores que pueden ayudar a los mercados de valores internacionales a salir de la dinámica de extrema lateralidad en la que han entrado. No obstante, la atención se centrará sobre todo en la reunión de la Reserva Federal. Aunque no se esperan grandes medidas, los expertos confían en que si haga una valoración intensa del primer semestre y dé algunas pistas sobre las expectativas en la segunda mitad del ejercicio.

Entre los datos de hoy lunes destacan la producción industrial de China, las ventas minoristas y el índice de confianza IFO en Alemania, así como el agregado monetario M3 de la Zona Euro y los pedidos de bienes duraderos en EEUU.

El martes, la atención se centrará en las cifras de paro en España correspondientes al segundo trimestre, que amenaza con ser muy decepcionante, y en los precios inmobiliarios y la confianza consumidora que se publicarán al otro lado del Atlántico.

La sesión del miércoles vendrá marcada por las ventas minorista en España y los datos hipotecarios y casas pendientes de ventas en EEUU. Este día, la atención la acaparará la reunión del comité abierto de la Reserva Federal.

La agenda financiera internacional del jueves también llegará cargada de citas importantes. A primera hora se darán a conocer las cifras de PIB, inflación y de paro en Alemania, así como el IPC en España. En la Zona Euro se publicarán los índices de sentimiento económico y confianza consumidora y desde EEUU llegará el PIB. La caída de la economía norteamericana, según el dato previo, estaría rondando el 5%.

La semana y el mes bursátil se cerrarán el viernes con los datos de producción industrial y Japón, así como con los indicadores de PMII en China. Ya en Europa, los inversores deberán estar atentos a la confianza consumidora en el Reino Unidos, al PIB de España y de la Zona Euro. Desde EEUU llegarán además los ingresos y gasto personales, el Chicago PMI y la confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados