BOLSA

ETF del sector bancario, una gran oportunidad

La banca arde en tem­po­rada de re­sul­ta­dos. Las in­gentes pér­didas por el de­te­rioro de la car­tera de cré­ditos como con­se­cuencia de la pan­demia están re­ma­chando al sector ban­cario aún to­cado por la falta de ne­gocio de­ri­vado de los bajos tipos de in­terés y la fuerte com­pe­ten­cia. Este campo de minas ha lle­vado a las en­ti­dades fi­nan­cieras a co­tizar en mí­ni­mos.

Una situación insostenible a largo plazo. Según los expertos, tarde o temprano, los grandes bancos acabarán reaccionando bien sea por una aceleración del proceso de fusiones o por la reactivación de su actividad. Motivos que los lleva a creer que comprar a estos precios supone una gran oportunidad de negocio.

El problema es saber cuáles serán las entidades ganadoras. Por ello, aconsejan tomar posiciones en cualquier ETF del sector. Aseguran que los indicadores sectoriales se encuentran muy cerca de su suelo, lo cual ofrece grandes oportunidades para aprovechar la recuperación global sin asumir los riesgos particulares.

Además de ser un producto transparente y sin plazos, similar al de las propias acciones, una de las principales ventajas de los ETF es que permiten diversificar la inversión y el riesgo de cartera. Estos productos, explican los expertos, son la mejor forma de recoger todo el potencial de subida del sector una vez que empiece a recuperarse la actividad.

En este sentido, los operadores apuestan además con la aceleración del proceso de fusiones que trata de impulsar el Banco Central Europeo, enfriado en los últimos trimestres.

Pese a que el sector ha hecho los deberes reforzar sus ratios de capital, lo cierto es que la pandemia ha vuelto a erosionar balances y la opción más fiable y segura es alcanzar acuerdos para unir fuerzas. Sea como fuere, los analistas están convencidos de que ahora se da la oportunidad perfecta para el regreso de la inversión hacia el sector.

Artículos relacionados