La venta de los ac­tivos mó­viles de la atri­bu­lada bra­si­leña Oi, con­ver­tida en una subasta

Highline presenta la oferta más alta por los activos de Oi y supera a Vivo, Tim y Claro

La oferta tri­par­tita tiene to­davía la op­ción de subir un 5% más y anular cual­quier otra oferta

Oi Brasil.
Oi Brasil.

La em­presa bra­si­leña de in­fra­es­truc­turas Highline do Brasil, pro­piedad del fondo es­ta­dou­ni­dense Colony Capital, ha pre­sen­tado la mejor oferta eco­nó­mica por los ac­tivos mó­viles de la ope­ra­dora bra­si­leña Oi, su­perando así la rea­li­zada por Telefónica de forma con­junta junto a sus ri­vales Telecom Italia (TIM) y América Móvil (Claro). Otra quinta ope­ra­dora bra­si­leña, Algar, pro­piedad de un fondo de Singapur, ha seña­lado que aún con­si­dera pre­sentar su propia op­ción. .

En un comunicado, Oi anuncia que Highline ha ofrecido el precio más alto inicial por estos activos, cuyo importe no ha sido publicado, pero que tenía que ser superior a los 15.000 millones de reales (unos 2.540 millones de euros) en los que habían sido valorados en el Plan Estratégico de Transformación de la operadora brasileña.

Por este motivo, Oi ha firmado con Highline do Brasil un acuerdo de exclusividad hasta el 3 agosto, prorrogable si ambas partes así lo consideran, para negociar los documentos y anexos relacionados con la oferta, que está sujeta a los términos y condiciones previstos y al mantenimiento de los términos económicos.

El objetivo es garantizar la seguridad y la rapidez de las negociaciones en marcha entre las partes y permitir a Oi, una vez que haya concluido con éxito la negociación, precualificar a Highline, como 'stalking horse' (primer licitador), lo que les permitirá garantizar el derecho a igualar la mejor oferta presentada en el proceso competitivo de venta.

Oi, la cuarta operadora de telefonía móvil de Brasil, anunció el pasado mes de junio que, en el marco de su proceso de reestructuración, iba a llevar a cabo la segregación de sus activos, pasivos y derechos de recuperación de las entidades asociadas en cuatro Unidades de Producción Aisladas (UPI, por sus siglas en inglés).

En el caso de la unidad de activos móviles, Oi detalló su intención de vender el 100% de la compañía mediante un proceso de subasta, que está previsto tenga lugar en el cuarto trimestre de 2020, con un precio mínimo de 15.000 millones de reales (unos 2.540 millones de euros), que deberá ser abonado en efectivo.

A través de este proceso, la unidad se adjudicará a la oferta más elevada presentada en la subasta, aunque existe la opción de aceptar la segunda más alta si el precio no es más de un 5% inferior al de la primera y se considera que da mayores garantías legales, dado el necesario visto bueno de los reguladores.

Telefónica, TIM y Claro presentaron el pasado sábado su oferta vinculante al grupo Oi para su consideración, tras el análisis de los datos y de la información puestos a disposición con respecto a la empresa a adquirir, destacando que la misma está sujeta a determinadas condiciones.

Artículos relacionados