Trump ofrece 2.000 mi­llones de dó­lares a Pfizer por 100 mi­llones de dosis

La guerra de los mundos llega a las vacunas contra la pandemia

Descubra las far­ma­céu­ticas y los países que están más cerca del an­tí­doto del Covid-19

Covid 19-
Covid 19-

La lucha frente al co­ro­na­virus es una au­tén­tica ca­rrera de pio­neros en busca de una va­cuna efi­caz. EE.UU. y Rusia se em­bar­caron en una en­car­ni­zada ca­rrera es­pa­cial hace más de medio si­glo. EEUU, Europa y China, los pro­ta­go­nistas de la ca­rrera por las va­cu­nas, no lu­chan por al­canzar nuevos mun­dos, sino por salvar a la Humanidad. Donald Trump ha lan­zado una oferta mi­llo­naria a los la­bo­ra­to­rios Pfizer, mien­tras AstraZeneca anuncia que su va­cuna po­dría estar lista a final de año. La china Sinovac se afana en llegar pri­mero, en medio de la ten­sión chi­no-­nor­te­ame­ri­cana.

Mientras los países se disputan la gloria de alcanzar el liderazgo en el desarrollo de un remedio contra la pandemia, los laboratorios han desenterrado el hacha de guerra por el coste de los inyectables. Johnson and Johnson y AstraZeneca han adoptado una estrategia cuyo objetivo es elevar la reputación de ambas compañías.

Han anunciado que venderán el medicamento a precio de coste, mientras otras, como Moderna y MSD, han informado en el Congreso de los Estados Unidos que no renuncian a los beneficios, una vez que alcancen la autorización de la Food and Drug Administration (FDA), el organismo regulador del sector farmacéutico estadounidense.

La guerra de las vacunas alcanzó ayer una nueva dimensión, cuando se anunció un acuerdo del Departamento de Salud y Defensa de Estados Unidos con los laboratorios Pfizer y BioNTech para hacerse con las 100 primeras dosis por 2.000 millones de dólares. Y si todo va bien, EEUU está dispuesto a ampliar este compromiso para la adquisición de otros 500 millones de dosis.

AstraZeneca anunció hace unas semanas que fabricaría 400 millones de dosis de vacunas pero sólo para un reducido número de países, como Alemania, Francia, Italia y Holanda. Está claro que en cuestión de pandemias, también existen países ricos y países pobres…

La guerra de las vacunas ha contagiado a todo el mundo, con 200 iniciativas para alcanzar un “antídoto” contra el Covid-19. De estos proyectos ya existen 23 en fase de prueba en pacientes. Uno de los más avanzados es el de la Universidad de Oxford en colaboración la farmacéutica AstraZéneca. El director del laboratorio británico ha asegurado que los viales estarán listos a finales de año y que se venderán a precio de costo, lo que suponen unos 2,5 euros por dosis.

Los más avanzados

Hasta la oferta por la producción de Pfizer, Estados Unidos contaba con un proyecto en fase tres, la última antes del lanzamiento del producto, del laboratorio Moderna y el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infeccionas (NIAID, por sus siglas en inglés).

Esta vacuna y la de Oxford y AstraZeneca son las que se encuentran en esta fase avanzada en el mundo occidental. China cuenta con otros tres proyectos que han alcanzado el mismo nivel de desarrollo que el europeo y estadounidense. Dos de estos se encuentran liderados por la empresa Sinopharm y el tercero por Sinovac.

Estados Unidos cuenta con una población de casi 330 millones de personas, de las que casi cuatro millones se encuentran infectadas y 142.000 han fallecido. Europa tiene una población de casi 750 millones de habitantes, mientras que China cuenta con casi 1.400 millones de habitantes.

Artículos relacionados