CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno prohíbe repartir dividendos y bonus a las empresas rescatadas

El Consejo de Ministros aprueba las bases de los apoyos eco­nó­micos del Fondo de Rescate

María Jesús Montero, ministra de Hacienda.
María Jesús Montero, ministra de Hacienda.

Las em­presas no fi­nan­cieras con­si­de­radas es­tra­té­gicas que se acojan al fondo de res­cate al ver com­pro­me­tida su via­bi­lidad por la crisis del Covid-19 no po­drán abonar di­vi­dendos ni pagar primas ni re­tri­bu­ción va­riable a sus con­se­je­ros.

Así lo establecen las condiciones y requisitos para acceder a este mecanismo, aprobadas hoy por el Consejo de Ministros, tal y como ha detallado la ministra portavoz, María Jesús Montero, en rueda de prensa.

El fondo, aprobado 3 de julio por el Gobierno en el marco de las medidas autorizadas por Bruselas para hacer frente al impacto de la pandemia en el tejido empresarial, está dotado inicialmente 10.000 millones, y su objetivo es prestar apoyo público temporal a empresas no financieras afectadas por la pandemia y consideradas estratégicas a nivel nacional o regional.

Según las condiciones de este mecanismo, el procedimiento tiene que iniciarlo la propia empresa afectada mediante solicitud por escrito.

La empresa debe acreditar que cumple una serie de condiciones. A saber: que su domicilio y centros productivos estén en España; que no estuviera en crisis (ni en concurso voluntario ni en situación de insolvencia) a 31 de diciembre de 2019; que esté al corriente de sus obligaciones tributarias y sin haber sido condenada por cohecho, prevaricación o malversación fondos públicos, y acreditar que sin esta ayuda cesaría en su actividad y tendría graves dificultades para manterse a flote.

Además, tiene que justificar que su cese tendría un impacto negativo en la economía y en el empleo regional y presentar un plan de viabilidad a medio y largo plazo con previsiónn de reembolso de la aydua estatal.

Entre las restricciones a las que deberá ajustarse, cabe destacar que estas empresas no podrán llevar a cabo una política comercial agresiva ni asumir excesivos riesgos, al igual que tampoco podrán distribuir dividendos, ni los miembros del consejo de administración podrán cobrar primas o retribución variable.

AYUDAS A PARTIR DE 25 MILLONES DE EUROS El mecanismo de apoyo a estas empresas se articula bien mediante la concesión préstamos participativos, de deuda convertible o de participaciones sociales. El importe mínimo será de 25 millones por beneficiario, salavo casos justificados, mientras que en lo relativo al importe máximo, se fijará el que sea imprescindible, siempre y cuando no supere el patrimonio neto de la compañía a 31 de diciembre 2019.

También se ha aprobado la composición y el funcionamiento del Consejo Gestor del fondo, que se pondrá en marcha antes de 30 días. Según la ministra Montero, esta medida "refleja el compromiso del Gobierno para proteger y reforzar el tejido productivo".

Artículos relacionados