LA SEMANA BURSÁTIL

En duerme vela a la espera de noticias

La de­ci­sión del BCE de es­perar tras poner en las úl­timas se­manas toda la carne en el asador para com­batir la cri­sis, un ven­ci­miento de de­ri­vados des­ca­fei­nado y las dudas en el Consejo Europeo para li­berar las ayudas apenas han ser­vido a las bolsas para con­so­lidar ni­ve­les. El Ibex 35 ganó un 1,6 % la se­mana pa­sada y se li­mita a asen­tarse la parte media de la banda la­teral ac­tual puesta en marcha hace un mes.

Una desgana general que también se ha observado en el resto de los grandes mercados internacionales. Y es que la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia obliga a los inversores a mantener altos niveles de liquidez y eso acaba pasando factura a las cotizaciones, mientras otros activos más seguros como el oro siguen acaparando la atención.

A ello se suma el inicio de la temporada de resultados semestrales, especialmente concentrada en España por la llegada de las vacaciones estivales. En este período, los operadores aconsejan levantar el pie del acelerador para apretarlo, si es conveniente, una vez se vayan conociendo las cuentas de cada una de las empresas.

En principio, se antojan bastante negativas en general, por lo que cualquier desviación al alza puede dar nuevos bríos al mercado. Eso explicaría la prudencia en las últimas sesiones a la espera de ir superando estos primeros obstáculos a corto plazo antes de pensar en la entrada en una siguiente etapa.

En este sentido, si la situación acompaña lo más mínimo -no parece que los mercados de petróleo y de divisas vayan a dar excesivos sustos-, muchos operadores empiezan a decantarse por un `posible rally durante el mes de agosto, aprovechando una probable tregua por parte de la pandemia, para sacar rendimiento a la elevada liquidez actual.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de actividad y confianza volverán a acaparar la atención de los mercados financieros internacionales en los próximos días después de que el BCE se haya marcado un período de reflexión y a la espera de la reunión de la Reserva Federal a finales de mes. Una semana para estar de nuevo a la expectativa, pendiente del Consejo Europeo ante la ausencia de grandes referencias económicas.

Este lunes, por ejemplo, los bolsistas apenas contarán con la balanza comercial de Japón y los precios de producción en Alemania.

El martes el dato más relevante del día será el IPC de Japón.

Y en la sesión del miércoles apenas destacan el índice hipotecario MBA y la venta de viviendas de segunda mano en Estados Unidos.

La agenda financiera internacional del jueves tampoco vendrá mucho más cargada de indicadores, pero en este caso si serán los suficientemente importantes como para reclamar atención. Entre ellos destacan la confianza consumidora del instituto económico alemán GFK, la confianza consumidora de la zona euro y el índice de indicadores que permite anticipar la evolución futura de la economía norteamericana.

La semana bursátil se cerrará el viernes con los precios de producción en España, la confianza consumidora y las ventas minoristas en el Reino Unido y con el PMI servicios en la Zona Euro. Desde Estados Unidos llegarán las ventas de casas nuevas y los índices de actividad PMI del sector servicios y Manufacturero.

Artículos relacionados