ANÁLISIS

El fra­caso de la di­plo­macia es­pañola en la can­di­da­tura al Eurogrupo re­sulta evi­dente

Andalucía a flote y el Eurogrupo a pique

Es im­pe­ra­tiva la pre­sen­ta­ción de una hoja de ne­ce­si­dades bien ar­ti­cu­lada para ob­tener fondos eu­ro­peos

Movil en la playa
Playas en pandemia.

El agua fresca, ape­te­ci­ble, la arena do­rada y firme de Andalucía. Baños y pa­seos. Chiringuito al medio día. Pescaditos frescos y to­ma­tito aliñao. Brisa del sur o de po­niente. En de­fi­ni­tiva: ¿Quién da más a tres horas y media de Madrid en un Alvia di­recto? Por la pan­de­mia, la ac­ti­vidad en el Puerto de Santa María y en las playas no ha de­caído un ápice con re­la­ción al pa­sado ve­rano. Son tes­ti­mo­nios de los su­mi­nis­tra­dores de ser­vi­cios.

Más bikinis y algún destape descarado en una sociedad andaluza hasta ayer muy tradicional. Un caballero con el tatuaje del aguilucho en la espalda acelera el paso y vista a la derecha al adelantar a una joven en topless. ¡Berlanga y Almodovar!

Cena y comentarios. Avanzo mi impresión de los adelantos que muestra la sociedad andaluza. Otro comensal, cántabro itinerante, coincide: aquí la gente es más espabilada que los payeses catalanes o los aldeanos vascongados. Y, además, añade, las inversiones agrarias en el litoral que va desde Almería a Murcia, encierran una tecnología que ya quisieran esas gentes que trataban de maquetos o charnegos a los inmigrantes andaluces.

El cántabro: “estamos perforando capas subfreáticas de agua caliente a 1000 metros de profundidad. Perforaciones que hacen posibles mantener temperaturas regulares en los cultivos de los plásticos y ajustar la producción, semana a semana, a las preferencias de los mercados. Los hijos de los campesinos son, hoy día, ingenieros que manejan ordenadores y realizan cálculos ajustadísimos”.

Comentarios sobre la producción hortofrutícola española. Primer renglón de nuestras exportaciones sin ningún retroceso con respecto al periodo pré Covid en las ventas a Europa. Vuelta a la meseta. Esta vez el vagón Alvia tiene estropeado el aire acondicionado y estamos sentados a babor frente al sol de poniente.

Fracaso español, total

Un mal presagio que se confirma con el fracaso de la ministra Nadia Calviño para presidir el Eurogrupo. ¡La diplomacia española desde Moncloa al Palacio de Santa Cruz ha fracasado!

¿Quién ha impedido cultivar a todos los países europeos? El voto de Eslovaquia valía tanto como el de Alemania, el de Bulgaria lo mismo que el de Francia. Además, se trata de países más pobres que España. Estarán, y con razón, con el colmillo retorcido a la hora del reparto de las ayudas europeas, especialmente de aquellas que no tienen contrapartidas, como son las donaciones a fondo perdido (europeo).

Aunque no es descartable que el tanden PSOE-Podemos despierte algún recelo, ni que tampoco los gobiernos conservadores tengan sus propias preferencias, España, en cualquier caso, tiene un gobierno social-demócrata y una larga historia de disciplina comunitaria. Pero este mensaje no se ha difundido con determinación y amabilidad. Un mal presagio para la cita del 18-19 de julio.

Resulta, ahora, absolutamente imperativo la presentación de una hoja de necesidades bien articulada para obtener un buen bocado de esos fondos europeos. Deberes bien hechos porque las infraestructuras están bien equipadas, aunque los indicadores de paro se sitúen entre los más altos de Europa y las competitivas fábricas de automóviles tienen sus consejos de administración más allá de nuestras fronteras.

Elecciones en el País Vasco y Galicia. Más brillo localista que aspiraciones europeas.

Artículos relacionados