Construirá seis plantas en Andalucía con una po­tencia total de 330 MW

Ence se une al carro de las grandes energéticas en la apuesta por las renovables

Exige al Gobierno que ace­lere la pu­bli­ca­ción de las subastas para dar se­gu­ridad a los pro­yectos

Ence
Ence

La pa­pe­lera Ence se ha unido a las grandes eléc­tricas y pe­tro­leras en la ca­rrera por las ener­gías re­no­va­bles. La com­pañía acaba de anun­ciar la cons­truc­ción de seis plantas -330 MW en to­tal-, en Andalucía, a partir de fuentes re­no­va­bles. Reclama además al Gobierno que ace­lere la pu­bli­ca­ción de las subastas re­fle­jadas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), un factor in­dis­pen­sable para dar mayor se­gu­ridad a al­guno de los pro­yectos pre­vis­tos.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado que prevé adelantar el PNIEC a 2030 para afrontar precisamente la reconstrucción económica del país por la enorme crisis que ha provocado el Covid-19. La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, reconoció recientemente en la jornada sobre Balance Energético, Perspectivas y Planes de reactivación, organizada por Enerclub, la urgencia de agilizar dicho plan en los próximos diez años.

El PNIEC contempla la instalación de 60 gigavatios en esta década, por lo que será necesario aumentar el parque renovable en unos 11.000 megavatios entre 2020 y 2022 y para el periodo 2020-2025 en el entorno de los 28.000 megavatios.

El Ejecutivo ha pedido la ayuda de todo el sector y de los inversores a lo que las empresas han respondido que necesitan un marco regulatorio estable y un nuevo plan de subastas. El Consejo de ministros del pasado 7 de julio aprobó la tramitación “urgente” de los dos reales decretos por el que se regularán las subastas de renovables y la próxima normativa sobre los permisos de acceso y conexión a la red eléctrica.

Mayor seguridad jurídica

Concretamente, el Real Decreto por el que se regula el régimen económico de energías renovables para futuras instalaciones mantiene abierto un periodo de información pública hasta el 17 de julio.

Estos dos reales decretos contribuirán a dar seguridad jurídica al nuevo marco normativo energético para los futuros proyectos renovables. Algo que demanda con insistencia el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. El alto ejecutivo ha pedido en el foro mundial convocado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) contar con periodos retributivos de largo plazo y con regulaciones “estables y predecibles”.

El alto ejecutivo considera necesario disponer de legislaciones fiables para poder acometer importantes inversiones en infraestructuras, redes y almacenamiento que permitan integrar la nueva energía renovable que se genere en el sistema y poder también mantener la estabilidad y la seguridad de suministro.

Las nuevas subastas sobre energías verdes se convocarán una vez esté en vigor el nuevo reglamento. Las empresas y los inversores pujarán ofertando el precio al que están dispuestos a cobrar por la energía que genere el proyecto renovable al que optan.

Construcción de 330 megavatios

Junto a las energéticas, Ence se ha convertido en una de las empresas que más está apostando por la biomasa forestal y por la diversificación hacia otras renovables como la termosolar o la fotovoltaica. La papelera prevé construir 330 megavatios en las provincias de Almería, Córdoba, Jaén, Huelva y Sevilla.

Los seis proyectos disponen ya del informe de Viabilidad de Acceso de Red Eléctrica, y están en la fase de tramitación administrativa, estudios medioambientales y sociales. En concreto, se desarrollarán 90 megavatios a partir de biomasa agroforestal y otros 240 megavatios a partir de energía solar fotovoltaica.

La publicación de las subastas de energía renovable es una de las condiciones que Ence pone para sacar adelante alguno de los proyectos anunciados. Entre las instalaciones de desarrollo con tecnología fotovoltaica, el mayor de 100 megavatios de potencia se ubicará en el término municipal de Andújar, en Jaén.

Otra planta de 90 megavatios se localizará en la localidad hispalense de Salteras, mientras que una instalación de 40 MW se ubicará en el término onubense de Lepe. Además, se aumentará en 10 megavatios el complejo energético de Huelva.

Artículos relacionados