LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa mira al BCE con prudencia

La au­sencia de grandes re­fe­ren­cias ma­cro­eco­nó­micas obligó a los ope­ra­dores a acen­tuar sus me­didas de pru­dencia la se­mana pa­sada con un ojo puesto siempre en la evo­lu­ción de la pan­demia y a la es­pera de nuevas re­fe­ren­cias como el BCE. En el acu­mu­lado de las cinco úl­timas se­sio­nes, el Ibex 35 re­gistró una caída del 1,1 % para des­li­zarse hasta los 7.321 pun­tos.

Cada vez más cerca de la parte baja de la banda lateral en la que se viene moviendo el selectivo en estas últimas semanas, por lo que, señalan los analistas, si no se producen noticias excesivamente malas, se podría esperar un próximo rebote de nuevo hacia la cota de los 7.900 puntos.

Este es el escenario más probable con el que están trabajando los operadores a más corto plazo pendientes eso sí e la batería de indicadores previstos para los próximos días, pero sobre todo pendientes del inicio de la temporada de resultados semestrales a una y otra orilla del Atlántico, así como de las inminentes reuniones de los grandes bancos centrales.

Aunque sin excesivo margen para seguir "dopando" a la economía, los mercados confían en que las autoridades monetarias sigan mostrando su apoyo a la lucha contra la crisis. A poco que los resultados empresariales acompañen con un impacto algo menor de lo temido por culpa del confinamiento y del parón económico, los expertos empiezan a anticipar ya un posible “rally” veraniego en Estados Unidos que pueda contagiarse a otras zonas como Europa.

Un factor que se puede ver impulsado además por el plan de rescate europeo valorado en unos 600.000 millones de euros. La forma en que se destinen estas ayudas, ya sea con condiciones o en préstamos a devolver con tipos de interés bajos, y el reparto de las mismas será fundamental para países como España.

Pero incluso con las condiciones más favorables, los expertos siguen mostrándose escépticos sobre la capacidad del Ibex 35 de superar la barrera que tiene en la actualidad sobre los 7.900 puntos. De esta forma, siguen aconsejando por el momento una estrategia más de “trading” para aprovechar las idas y venidas del mercado.

Calendario semanal de Bolsa

Después de una semana sin grandes indicadores económicos, los inversores volverán a contar en los próximos días con nuevas referencias para evaluar la estrategia a seguir con mayor fiabilidad. Habrá de todo y en abundancia: datos de inflación, producción industrial, crecimiento y confianza. Y la guinda la pondrá la reunión del Banco Central Europeo que permitirá hacer una exhaustiva evaluación del primer semestre del año, marcada por el coronavirus.

La semana, sin embargo, empezará hoy lunes sin indicadores relevantes que llevarse al bolsillo.

El martes será mucho más intenso. El día comenzará con la balanza comercial de China y la producción industrial en Japón. Después continuará con el PIB, la producción industrial y la tasa de para en el Reino Unido. A primera hora se conocerá el IPC de Alemania y España, mientras que conforme avance la mañana se publicará la producción industrial en la Zona Euro y el índice de confianza empresarial del instituto económico alemán ZEW. Ya por la tarde se espera el IPC de EEUU que podría frenar la tendencia descendente de los últimos tres meses que ha llevado la inflación interanual hasta el 0,1% y que ha elevado el riesgo de deflación.

Entre los indicadores que verán la luz el miércoles destacan la inflación del Reino Unido, además de la producción industrial, la utilización de la capacidad, la Fed de Nueva York, y el índice hipotecario MBA en EEUU.

La agenda financiera internacional del jueves vendrá marcada por la reunión del Banco Central Europeo. Pero los inversores también deberán estar atentos otras citas importantes. En China, por ejemplo, se darán a conocer cifras de producción industrial, PIB y ventas al por menor. En la Zona Euro se espera la balanza comercial y desde EEUU llegarán las ventas al por menor, el índice de la Fed de Filadelfia, los inventarios de negocio y el índice de confianza constructora NAHB.

La semana se cerrará el viernes con el vencimiento de derivados. Este día, además, la atención estará puesta en la balanza comercial en España, en el dato final de IPC de junio en la Zona Euro, así como en la construcción de viviendas nuevas, permisos de construcción y la confianza consumidora de la Universidad de Michigan que llegarán desde la otra orilla del Atlántico.

Artículos relacionados