Al des­plome de la de­manda se suman las re­so­lu­ciones ju­di­ciales por las cláu­sulas suelo

Santander hace un guiño digital para reactivar el hipotecario

Su oferta on­line per­mite que el cliente tan sólo se des­place para firmar ante el no­tario

Ana Botín con José Antonio Álvarez, Santander.
Ana Botín con José Antonio Álvarez, Santander.

Entre las mo­ra­to­rias y una caída en pi­cado de la de­manda de hi­po­tecas por la pan­de­mia, el Banco Santander ha dado un paso al frente con el lan­za­miento de un hi­po­teca com­ple­ta­mente on­line que tan sólo obliga al cliente acudir de ma­nera per­sonal a la firma ante el no­tario de turno. Con esta ini­cia­tiva, según el grupo pre­si­dido por Ana Botín, se trata de re­cu­perar este seg­mento de ne­go­cio, casi pa­ra­li­zado entre las dis­tintas re­so­lu­ciones ju­di­ciales y las mo­ra­to­rias con­ce­didas a las per­sonas más ne­ce­si­ta­das.

Cualquier cliente bancario se tienta más de una vez su cartera, o su cuenta bancaria, antes de acudir a su entidad para formalizar una préstamo hipotecario. Pese al levantamiento del estado de alarma, muchos son los que prescinden de acudir a su sucursal ante un trámite que suele conllevar bastante tiempo.

El Santander de Ana Botín ha optado por una oferta de una hipoteca completamente online que evita muchos de los trámites presenciales y con las que el banco pretende reactivar un segmento que ha mostrado una importante reducción de su actividad. Según sus propios datos, la demanda se contrajo hasta en un 80% en abril, en pleno confinamiento.

La oferta del primer grupo financiero español abarca tanto la adquisición de una vivienda habitual como de una segunda residencia, con tan sólo unos simples trámites y con un simulador para calcular cuánto puede el cliente financiar la vivienda que pretende o desea adquirir.

Pese a todo, el potencial demandante de la hipoteca tendrá que acudir de manera presencial a la firma ante el notario, un paso esencial que, hasta el momento, no se puede hacer de manera online. Según la página web del Santander, la respuesta a la solicitud de la hipoteca se puede recibir en tan sólo 48 horas.

Frentes diversos y difernetes

La banca española se ha tenido que enfrentar durante los últimos meses, en plena crisis sanitaria y con el negativo horizonte económico que se dibuja, a otras cuestiones muy distintas a las de la mera concesión de préstamos hipotecarios en un momento de una incertidumbre tan alta que retrae a cualquier cliente.

Una de ellas ha sido la moratoria hipotecaria, tanto legislativa como sectorial, que se ha otorgado a aquellos clientes más afectados por la pandemia, así como poner buena parte del esfuerzo en la concesión de las líneas ICO (Instituto de Crédito Oficial) para que las empresas, sobre todo pymes y autónomos, tuvieran la suficiente liquidez.

Mientras tanto, sobre todo el sector aún pesan algunas decisiones judiciales sobre los productos comercializados en el pasado, desde las hipotecas con cláusula suelo o referenciadas al IRPH hasta la tarjetas revolving. La última decisión ha llegado del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que se ha mostrado en contra de los pactos privados que muchos bancos habían firmado con aquellos clientes que en sus hipotecas se les había aplicado las cláusulas suelo.

Muchos directivos de la banca habían optado por esta vía antes de entrar por el trámite judicial, aunque siempre con el análisis de cada caso para detectar el conocimiento o no de los clientes por lo que habían firmado en sus hipotecas.

En medio de toda esta situación del conjunto de la banca, es significativo el paso dado por el Santander para lanzar su oferta de la hipoteca totalmente online. Desde luego, el mercado necesita de iniciativas de este tipo para recuperar algo de ritmo durante el segundo semestre del ejercicio.

Artículos relacionados