El ti­tular del juz­gado de ins­truc­ción nú­mero 6 acu­mula un buen nú­mero de casos

El juez García Castellón aplaza citaciones en el caso BBVA-Villarejo a la espera de PwC

El ma­gis­trado inicia julio a medio gas tras el tre­pi­dante reinicio del caso hace una se­mana

FG y Carlos Torres
FG y Carlos Torres

El caso BBVA-Villarejo está tan abierto como cuando se co­menzó a in­ves­tigar ju­di­cial­mente hace más de dos años. El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, se en­frenta a nuevas ci­ta­ciones de aque­llos di­rec­tivos ya ci­tados e in­ves­ti­ga­dos, como el ex­pre­si­dente Francisco González o el ex con­se­jero de­le­gado Ángel Cano. Incluso, aún fal­ta­rían al­gunos pen­dientes de prestar de­cla­ra­ción. En buena parte, todo de­pen­derá de la mayor co­la­bo­ra­ción re­que­rida a PwC hace una se­mana.

La agenda del titular del titular del juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional está más que repleta de trabajo por los muchos casos que acumula y muchos de ellos en torno al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Pero al menos en el arranque de julio, Manuel García Castellón no tiene previstas nuevas citaciones en la pieza relacionada con los encargos por parte del BBVA.

García Castellón retomó este caso, que afecta de manera directa al BBVA que como persona jurídica ya tuvo que declarar en calidad de investigado, hace tan sólo unos días con ciertos bríos, al volver a tomar declaración al socio de PwC responsable de la investigación interna sobre los encargos del banco al expolicía, Javier López Andreo.

Ante la petición de la Fiscalía Anticorrupción, el magistrado requirió a López Andreo la entrega dos centenares de correos electrónicos que el responsable de PwC no había entregado en su primera declaración en la Audiencia Nacional el pasado 20 de febrero.

Según varias fuentes consultadas y distintas informaciones aparecidas recientemente, el actual presidente del BBVA, Carlos Torres, estaría en el punto de mira de las nuevas pruebas que confirmarían su conocimiento, o al menos su consentimiento, a los encargos realizados por su antecesor, Francisco González (FG), al polémico comisario.

Torres ha mostrado, desde el inicio de las investigaciones, que ni él ni el propio banco están afectados por esta investigación judicial y desde que asumiera la presidencia del BBVA ha mostrado su disposición a colaborar con la Justicia, algo que se ha cuestionado por parte de los fiscales como del propio magistrado.

En la última junta de accionistas, celebrada a primeros del pasado mes de marzo, Carlos Torres reiteró que "la condición de investigada [respecto al BBVA] no implica que se haya realizado una acusación formal por ningún delito. Debemos respetar los derechos que tanto las personas físicas como las personas jurídicas tienen. La Justicia tiene sus propios plazo y hay que dejar que haga su trabajo sin precipitación y sin juicios paralelos", afirmó en ese encuentro caso telemático entonces,

Tiempos distintos

Bien es cierto que los tiempos de la Justicia son muy distintos a los financieros y, mucho más, a los periodísticos. Capitalmadrid.com ya avanzó el pasado 24 de junio que el juez García Castellón ya valoraba la investigación de algunos responsables del BBVA, desde el propio Torres, hasta el exdirector de comunicación, Javier Ayuso. El periodista ya tuvo que declarar hace unos meses como testigo por este caso.

Al mismo tiempo, el magistrado podría ya barajar la imputación directa el expresidente del BBVA, Francisco González, uno de los pocos investigados citados que no se acogió a su derecho a declarar en su primera cita ante el juez de la Audiencia Nacional.

Las sospechas no son sólo del propio Manuel García Castellón. La Fiscalía Anticorrupción también habría apuntado a otros altos cargos del banco que hubieran estado involucrados en los encargos realizados por el BBVA de FG a Villarejo, según fuentes de La Información.

La parálisis judicial, como de tantas otras actividades, por la pandemia sanitaria había situado todo el caso FG-Villarejo en un segundo plano. La reactivación de la causa por parte de García Castellón invita a pensar que todo el escandaloso asunto estará en el foco de la actualidad pese a la canícula propia de los meses centrales del verano. Aún quedan semanas por delante.

Artículos relacionados