Iberdrola estudia su desembarco en eólica marina en Polonia con una 'megacartera' de 3,3 GW

Iberdrola
Iberdrola

Iberdrola ha dado un paso más en su apuesta por la eólica marina en Europa y estudia al desarrollo de una cartera de proyectos de hasta 3.300 megavatios (MW) de esta tecnología en aguas del Mar Báltico en Polonia.

Según indicaron a Europa Press en fuentes del mercado, a los actuales precios de desarrollo de la eólica marina, llevar a cabo esta cartera supondría una inversión de casi 5.000 millones de euros.

La energética presidida por Ignacio Sánchez Galán, una de las firmas líderes mundiales en esta tecnología, ha firmado una carta de intenciones con la polaca Enea para estudiar la inversión potencial conjunta en el desarrollo de estos proyectos en aguas de Polonia.

Ahora, Iberdrola y Enea entablarán negociaciones exclusivas destinadas a evaluar la viabilidad de la ejecución de forma conjunta de estos proyectos, así como su preparación, construcción y operación, según informó la energética polaca.

Fuentes de Iberdrola señalaron a Europa Press que la compañía está interesada en todos los mercados eólicos marinos en Europa y que como parte de sus evaluaciones iniciales en Polonia, ha establecido esta relación con Enea.

No obstante, precisaron que los análisis de mercado "se encuentran en las primeras etapas", por lo que no tienen nada más que añadir "en este momento".

Iberdrola, como es habitual en los proyectos en los que participa el grupo energético, contaría con una participación mayoritaria, mientras que Enea, cuy grado de participación se determinará en una etapa posterior de las negociaciones, sería el socio minoritario.

La firma de esta carta de intenciones entre ambos grupos no es vinculante, con excepción de la exclusividad de las negociaciones y los requisitos de confidencialidad.

Polonia busca dar un impulso a las energías 'verdes' con el desarrollo de hasta 4,6 GW de capacidad eólica marina para 2022, así como hasta otros 5,5 GW entre 2023 y 2028.

LÍDER EN EÓLICA MARINA EN EUROPA. El Viejo Continente es uno de los territorios estratégicos de Iberdrola, junto a Estados Unidos, en su apuesta por el desarrollo de la eólica marina.

De hecho, el grupo tiene ya en operación en aguas del Mar Báltico, aunque en Alemania, su proyecto de Wikinger de 350 MW. Además, también se adjudicó la construcción de otros dos parques eólicos marinos en la zona: Baltic Eagle (476 MW) y Wikinger Süd (10 MW).

La suma de estos tres proyectos, todos ellos situados junto a la isla de Rügen, dará lugar al mayor complejo eólico marino del mar Báltico, con una capacidad total instalada de 836 MW y una inversión conjunta de 2.500 millones de euros.

En Francia, la compañía también desarrolla el parque eólico marino de Saint-Brieuc, de 496 MW y cuya construcción comenzará en 2021. Tras su puesta en marcha, prevista para 2023, producirá la suficiente energía limpia para satisfacer las necesidades de unos 835.000 consumidores.

En Reino Unido, el grupo cuenta con East Anglia One, de 714 MW, y con West of Duddon Sands, de 389 MW y que fue inaugurado en 2014, convirtiéndose en la primera instalación 'offshore' puesta en marcha por la empresa.

También en aguas británicas, tiene un nuevo macrocomplejo eólico en East Anglia, denominado East Anglia Hub y que incluirá tres proyectos que tenía en cartera en esa zona y que suman 3.100 MW de potencia instalada y supondrá una inversión de unos 6.500 millones de libras (unos 5.710 millones de euros).

APUESTA POR LA EÓLICA MARINA CON MÁS DE 13.000 MILLONES DE INVERSIÓN. De los 34.000 millones de euros destinados al plan global de inversión hasta 2022, Iberdrola destinará 13.260 millones de euros (un 39%) a renovables, haciendo de la energía eólica marina una piedra angular de su estrategia empresarial.

En la actualidad, la compañía cuenta con una cartera de proyectos de unos 12,4 GW en tres zonas principales: el Mar del Norte, el Mar Báltico y Estados Unidos.

Artículos relacionados