CONSUMO BANCARIO

Primer traspiés judicial para los hipotecados: la cláusula IRPH no es abusiva

La Audiencia Provincial de Madrid así lo falla en una hi­po­teca de Sabadell

Sabadell
Sabadell

La Sección Vigésimo Octava de la Audiencia Provincial de Madrid ha des­es­ti­mado ín­te­gra­mente un re­curso de ape­la­ción pre­sen­tado contra Banco Sabadell, fa­llando que la apli­ca­ción de la cláu­sula hi­po­te­caria de­no­mi­nada IRPH-Cajas no es abu­siva. Los de­man­dantes so­li­ci­taron la de­cla­ra­ción de nu­lidad de la cláu­sula ter­cera bis de la es­cri­tura de un prés­tamo hi­po­te­cario sus­crito con Sabadell en 2005 por la que se pactó un in­terés va­riable y se es­ta­bleció como tipo de re­fe­rencia para su cálculo el tipo medio de los prés­tamos hi­po­te­ca­rios a más de tres años de las cajas de ahorro (más co­no­cido como IRPH-Cajas) y, sub­si­dia­ria­mente, el tipo medio a más de tres años del con­junto de en­ti­dades (IRPH-Conjunto de en­ti­da­des), todo ello con un di­fe­ren­cial de 0,1 pun­tos.

El Juzgado de Primera Instancia desestimó la demanda y la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado el recurso que se interpuso entonces.

La sentencia establece el criterio de la sala y es la primera que dictan los tribunales madrileños desde la resolución sobre esta materia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE,) el pasado 3 de marzo.

El tribunal declara que en el caso presente no está justificada la pretensión de los demandantes de falta de transparencia en la cláusula IRPH-Cajas, ya que a juicio de los magistrados no es aplicable la doctrina jurisprudencial según la cual la abusividad, entendida como desequilibrio sustancial en perjuicio del consumidor, es inherente a la falta de transparencia en la medida que esa falta de transparencia le impide comparar correctamente entre las diferentes ofertas existentes en el mercado.

La sentencia señala que, en la cláusula IRPH, la frustración de expectativas que se denuncia por el demandante no se genera por un comportamiento indeseable y no previsto del índice elegido (IRPH), sino por la correlación apreciable entre el comportamiento de dicho índice y el de otro índice que es por completo ajeno al contrato (el Euríbor).

"En definitiva, en el caso de la cláusula IRPH ni el exquisito cumplimiento del deber de información evitaría la clase de desequilibrio que se denuncia, ni su total incumplimiento sería capaz de provocarlo", señala el fallo, contra el que cabe interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Artículos relacionados