Los se­guros de de­cesos y bajas la­bo­rales están ahora en el punto de mira de la CNMC

La banca rebaja las quejas y consultas a Competencia durante la crisis del Covid-19

Aun así, el sector aca­para el 45% de las re­cla­ma­ciones que si­guen bajo in­ves­ti­ga­ción

Marín Quemada presidente de la CNMC...
Marín Quemada levanta silla.

La mayor fluidez de las lí­neas con avales del Estado, los cré­ditos con la ga­rantía del ICO, han dado algo de oxi­geno a los bancos es­pañoles res­pectos a las quejas y re­cla­ma­ciones re­ci­bidas por la CNMC, aún pre­si­dida por José María Marín Quemada. Si en el an­te­rior aná­lisis los bancos su­po­nían más del 50% de las quejas y con­sul­tas, ahora el por­cen­taje se ha re­du­cido hasta un 45%. Eso sí, el sector ase­gu­rador se pone en el centro de la diana. Todo por culpa del Covid-19.

La banca no se libra de acaparar el mayor número de quejas o consultas que ha recibido la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, una CNMC aún presidida por José María Marín Quemada hasta que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ponga al frente de dicho organismo a las personas de su confianza.

No obstante, y ante el anterior informe de la CNMC del mes de abril, el sector financiero ya no supera más del 50% de dichas quejas, aunque tan sólo reduce las quejas o consultas recibidas hasta un 45%. La mayor agilidad en la canalización de las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha podido favorecer esa ligera disminución.

En contraposición, aunque con un porcentaje aún muy inferior (1%), el sector asegurador se sitúa ahora como uno de los más afectados por estas quejas llegadas al organismo que vigila la libra competencia empresarial.

En concreto, la CNMC ha abierto ahora distintas investigaciones entre las aseguradoras por las pólizas relacionadas con decesos o seguros de baja laboral, dos aspectos especialmente impactados por la crisis sanitaria que aún se soporta en todo el país aunque algunas cifras oficiales indiquen una disminución de la letalidad por el virus.

Algunos responsables de las principales compañías aseguradoras españolas ya se habían mostrado muy cautos con sus previsiones para el actual ejercicio, aunque no habían aclarado si se había producido algún repunte de quejas de manera directa en algunos de los seguros comercializados, como el de decesos.

Según la CNMC, se trata de "investigaciones aún preliminares que, de confirmarse los indicios de infracción, podrían dar lugar a la incoación de expedientes sancionadores por prácticas anticompetitivas".

Señalamiento

Es significativo que el último informe de la CNMC señale de manera directa al sector asegurador en estos momentos, aunque tan sólo suponga un 1% de la consultas o quejas recibidas, por debajo del 5% del sector funerario y muy lejos del 30% que suponen los precios de productos sanitarios o de alimentos.

Los más previsible, aunque no se reconociera de manera no oficial, es que cada vez fueran más las quejas o consultas sobre la cobertura de algunas pólizas en sus distintas vertientes. De hecho, algunas compañías no han podido reactivar hasta hace poco las reparaciones en hogares de algunos de sus asegurados.

Por otra parte, el confinamiento por el estado de alarma ha reducido de manera drástica el número de siniestros de circulación por el menor uso de los automóviles particulares. Las previsiones, sin embargo, apuntan según distintos estudios a un repunte en los próximos meses ante la mayor utilización de los coches en los desplazamientos que se producirán durante los meses vacacionales de verano que se puedan disfrutar. Sobre todo, en vías secundarias.

Artículos relacionados