España, Francia, Escocia, Suecia y Australia copan el 50% de los 10.000 mi­llones de in­ver­sión pre­vistos en 2020

Iberdrola agita el negocio eléctrico en Europa y Australia sin miedo a la pandemia

Galán ha ce­rrado este se­mestre cuatro ope­ra­ciones de compra e in­ver­siones por cerca de 4.700 mi­llones

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola
Ignacio Sánchez Galán, pte. de Iberdrola

Iberdrola está res­pon­diendo al com­pro­miso ad­qui­rido por su pre­si­dente Ignacio Galán de ace­lerar in­ver­siones este año y llegar a los 10.000 mi­llones de euros pre­vis­tos. La eléc­trica ha in­ver­tido 1.300 mi­llones de euros en la cons­truc­ción de más de 1.800 me­ga­va­tios eó­licos y fo­to­vol­taicos en Castilla y León. Y ha lan­zado una oferta por la com­pañía aus­tra­liana Infigen por 510,2 mi­llo­nes. Suecia, con par­ques eó­li­cos, se ha su­mado a la lista. Será la quinta ope­ra­ción que la eléc­trica rea­li­zará o ini­ciará este año.

Esta serie de movimientos que la empresa ha dado en las últimas fechas han servido para que el Citi haya incluido a la eléctrica en el Top Ten Global de inversión en el mes de junio y en el ranking de las utilities más atractivas en valor y “momentum” para invertir.

Analistas de JP Morgan, Credit Suisse, Barclays, JBCM, Mediobanca, Caixabank y Alantra califican de éxito la operación de compra de la australiana Infigen. La mayoría coincide en afirmar que el movimiento que Iberdrola ha realizado es pequeño si se analiza el tamaño de Infigen pero, en cambio, aporta un gran valor a los planes de expansión internacional y a su penetración en un mercado tan atractivo en renovables como es Australia. “Proporciona masa crítica en un país atractivo y el precio es razonable”, señala Alantra.

La operación cuenta prácticamente con todas las papeletas para salir adelante, ya que tiene el respaldo del consejo de administración y del principal accionista, TCI Fund Management, que posee el 33% de las acciones. De cerrarse la compra, Iberdrola reafirmaría así su asalto al mercado australiano, donde desarrolla, en alianza con la irlandesa DP Energy, una planta de energía híbrida eólica y solar de 320 MW de potencia, ubicada en el sur de Australia.

Un mercado relevante para Iberdrola

Galán considera Australia un mercado relevante para el desarrollo de las energías verdes y supone a la vez un salto cualitativo en su expansión internacional. España, Reino Unido con ScottishPower, EEUU (Avangrid), Brasil (Neoenergia), México, Alemania, Portugal, Italia y Francia, son los países donde la eléctrica ha expandido todos sus tentáculos energéticos.

Paralelamente a esta oferta de compra por Infigen, la eléctrica ha realizado este semestre otras tres operaciones en Europa, como son la toma del 100% del parque eólico marino francés Saint-Brieuc, que supondrá una inversión de 2.500 millones de euros; la adquisición de la sociedad gala Aalto Power por más de 100 millones y la compra de dos proyectos eólicos en Escocia que implicará la inversión de unos 190 millones. Este cuarto movimiento sirve, por tanto, para consolidar aún más su liderazgo mundial en el ámbito de las energías renovables.

En las últimas horas, Iberdrola ha desembarcado también en Suecia con un plan millonario en eólica marina. La eléctrica ha ha alcanzado un acuerdo con Svea Vind para hacerse con una participación mayoritaria en sus desarrollos de ocho parques que suman 9 GW. La compañía eléctrica prevé poner en marcha el primer parque en 2029. A precios actuales la construcción de esta cartera equivaldría, en todo su alcance, unos 22.000 millones de inversión

Galán, el agitador del mercado eléctrico

El alto ejecutivo de Iberdrola se ha convertido en el gran agitador del mercado eléctrico español y del negocio de las utilities energéticas del mundo. En el caso de España, Galán ha vuelto a ratificar en la cumbre empresarial de la CEOE para la reconstrucción económica su predisposición a ayudar al Estado en el proceso. Ha insistido en el compromiso que ha adquirido la compañía de acelerar las inversiones previstas para este año de 10.000 millones de euros pero ha instado al Gobierno de Pedro Sánchez a “mojarse” para sacar al país de la crisis.

El presidente de la mayor eléctrica española ha urgido a acelerar a 2025 la implementación del Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC), al considerar que este impulso “tendría un efecto inmediato en el crecimiento económico y en el empleo”. Solo en el área de las energías renovables -ha dicho Galán-, agilizar la instalación de nueva capacidad hasta 2025, “supondría unas inversiones de 32.000 millones de euros y generaría con rapidez 90.000 empleos en todo el territorio, especialmente en el ámbito rural”.

Para aprovechar las oportunidades que plantea la electrificación de la economía “disponemos de la tecnología, el capital humano y el acceso a los recursos financieros necesarios”, ha asegurado. Pero ha señalado con el dedo al presidente Sánchez y a su equipo de gobierno al recordar que “es imprescindible tomar de forma urgente diversas medidas”.

Tales medidas como reorientar la fiscalidad actual hacia la dirección de quién “contamina paga”; la revisión del modelo del mercado eléctrico; la agilización de los procesos administrativos; el crecimiento de los apoyos a la I+D+i o el diseño de una política industrial que fomente el desarrollo de la industria nacional en sus áreas”.

Galán ha avalado el compromiso de la eléctrica con el programa de reconstrucción económica y la apuesta energética con el anuncio de desarrollar más de 1.800 MW eólicos y fotovoltaicos, en los que invertirá más de 1.300 millones de euros. En la zona de Velilla (Palencia), la compañía construirá el mayor complejo fotovoltaico de la región, con una potencia de 400 MW y una inversión de más de 300 millones. Este proyecto forma parte del compromiso de Iberdrola de dinamizar el tejido industrial de las zonas afectadas por el cierre de las dos últimas centrales térmicas situadas en la localidad palentina de Velilla y en Lada (Asturias).

Artículos relacionados