Monitor del Seguro

Después del susto de marzo, en abril re­cu­peran una parte de las pér­didas

Las pensiones caminan hacia la normalidad

Mapfre y Santalucía son los grupos ase­gu­ra­dores más fuertes en este ne­gocio

Edificio de Mapfre
Edificio de Mapfre

Poco a poco el mundo vuelve a la nor­ma­lidad de antes del Covid-19. Cada uno, cada sec­tor, cada in­dus­tria, a su ve­lo­ci­dad. La del ne­gocio de las pen­siones pri­vadas es rá­pida. Los planes de pen­siones in­di­vi­duales re­cu­pe­raron ya en la se­gunda parte de marzo una parte im­por­tante del ajuste de la pri­mera quin­cena, en la que la in­cer­ti­dumbre aso­ciada a la evo­lu­ción de la crisis sa­ni­taria pro­vocó co­rrec­ciones im­por­tantes en todos los ín­dices mun­dia­les: del 30% en el caso del Ibex 35, 26,4% el EuroStoxx 50, 20,5% el Dow Jones…

La rentabilidad media anual ponderada (neta de gastos) a un año cerró marzo en el -5,96% y en el largo y medio plazo lograron mantener los resultados positivos: +2,97% a 25 años y 1,57% a 10 años, según las cifras de Inverco. Y en abril, la recuperación ha continuado, incrementándose en más de 2.200 millones de euros el valor de sus activos debido casi en su totalidad al efecto mercado. De esta manera, según los últimos datos, la rentabilidad a un año se situó en el -4,5%, a 25 años en el +3% y a 10 años en el 2%, acercándose a los rendimientos registrados en febrero, antes del estallido de la crisis sanitaria y económica.

El comportamiento también es positivo en relación a las aportaciones y prestaciones. En el cuarto mes del año, el sistema se saldó con unas aportaciones netas de 78,1 millones de euros, el resultado de unas aportaciones de 199 millones y unas prestaciones de 121 millones.

En total, según los últimos datos correspondientes a marzo el patrimonio de los planes de pensiones del sistema individual ascendía a 106.231 millones de euros, de los que unos 42.300 millones corresponden al ahorro gestionado en estos productos por el sector asegurador, un 1,2% menos que en el primer trimestre del año anterior.

En este negocio, dominado por las grandes redes de la banca comercial, hay un par de grupos aseguradores que miran de tú a tú sin complejos a las entidades bancarias: Mapfre y Santalucía. Ambas entidades se encuentran en el Top 10 por patrimonio, en el puesto sexto y décimo, respectivamente, con 4.691 millones y 2.131 millones de euros en activos gestionados. Mapfre, además, fue el grupo que mejor aguantó la irrupción del COVID-19 en marzo de entre los 10 mayores. Cerró el primer trimestre con un descenso del patrimonio del 1,33% en un año frente a la caída del 4,03% del conjunto del sector.

Junto a estas dos entidades hay otros grupos aseguradores con una presencia relevante en el negocio de las pensiones individuales: Caser (puesto 13), Nationale Nederlanden (16), AXA Pensiones (19), Catalana Occidente (22), Generali (24) o Mutua Madrileña (26). No obstante, el seguro no está tan bien representado en esta industria como cabría esperar. No llegan a la veintena (de un total de 61), las aseguradoras con presencia en él.

Artículos relacionados