El plan tu­rís­tico de Sánchez no con­vence a casi na­die, por lo co­no­cido hasta ahora

En trance de romper su acuerdo, Iberia y Air Europa piden ayudas urgentes al Gobierno

La ae­ro­línea his­pano bri­tá­nica se plantea anular la fu­sión y abonar los 50 mi­llones de pe­na­li­za­ción

Vuelo de Iberia
Vuelo de Iberia.

Para nadie es un se­creto que la pan­demia ha he­rido de muerte el acuerdo de compra de Air Europa por parte de Iberia. Equipos ju­rí­dicos de ambas com­pañías, es­pe­cial­mente de la his­pa­no-­bri­tá­nica IAG, buscan en la letra pe­queña de su pro­yecto un res­quicio para de­nun­ciar el com­pro­miso. No es mala idea. Costará apenas 50 mi­llones de euros y se aho­rrará mil mi­llones y mu­chos des­pidos aje­nos. Pero an­tes, los má­ximos eje­cu­tivos de las dos ae­ro­lí­neas es­pañolas han acu­dido a la cumbre em­pre­sa­rial de la CEOE a re­clamar ayuda deses­pe­rada al Gobierno. Ya existen pre­ce­dentes en otros paí­ses, han di­cho.

Según recoge Preferente.com, los máximos representantes de Iberia y Globalia (Air Europa, Be Libe y Halcón Viajes) han reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez para que implemente con urgencia un paquete de medidas que ayude al sector turístico a salir de la crisis que atraviesa a causa de la pandemia.

En la cumbre empresarial de la CEOE, el presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ha lanzado un SOS desesperado: “No tenemos dinero, ni un euro. No sé cómo vamos a aguantar. No ingresamos, pero tenemos casi todos los costes. Es imposible cuadrar las cuentas”, ha señalado el principal propietario de Air Europa.

Horas antes de que que Gobierno anunciara un programa de ayuda generalizada al sector turístico, que por cierto ha generado más descontento que satisfacción, el presidente de Air Europa alertaba que “si no nos dan ayudas al sector turístico vamos a durar menos que un telediario. Por nosotros mismos es imposible que podamos salir de esta. En la vida yo he pasado de todo, he sufrido mucho, pero ahora creo que es imposible quitarnos esta losa que nos está aplastando”.

Ayudas a otras aerolíneas

Hidalgo ha recordado las ayudas públicas que han recibido Air France o Lufthansa para evitar la quiebra. Y las que el Gobierno italiano prepara para Alitalia, al margen de las ya recibidas.

Más cauteloso pero no menos directo ha estado el presidente de Iberia, Luis Gallego, quien ha reclamado a puesta en marcha de un plan que ayude a las aerolíneas “a salir de la crisis más profunda de la historia de la aviación”. “Por nosotros mismos es imposible que salgamos adelante”.

Para Gallego, responsable del acuerdo de compra de Air Europa por mil millones de euros, las medidas adoptadas hasta el momento por el Gobierno de Pedro Sánchez “han sido (solo) de ayuda”. “No son suficientes para competir con otros países, donde han sido muy superiores”. Gallego ha avisado que lo que “está en riesgo el tronco central del turismo”.

Gallego ha anticipado que "no estamos ante un problema temporal sino estructural” y que, en consecuencia, Iberia tendrá que redimensionar su flota en los próximos cinco años, ya que la recuperación económica va a tardar y será en forma de “L”, lo que traerá consigo que las compañías aéreas salgan “más pequeñas y endeudadas”.

Críticas al plan del Gobierno

De hecho, el sector turístico se ha quedado de piedra con el plan de ayuda al turismo enunciado por el Gobierno de Pedro Sánchez. La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) ha asegurado que si bien el 'Plan de Impulso del Sector Turístico' apunta en direcciones correctas, cree que la presentación "quizás haya sido algo apresurada", ya que revela "muchos flecos aún abiertos que, de no cerrarse adecuadamente, lo podrían llegar a invalidar".

"El Plan apunta en direcciones correctas, pero con sus medidas esenciales a corto, aún pendientes de concretar para poder asegurar la máxima y más urgente prioridad del Plan: asegurar la mayor supervivencia del tejido empresarial posible en lo que queda del año", ha advertido Exceltur.

Desde la asociación se ha criticado que no se hayan anunciado medidas o recursos "potentes" para asegurar liquidez, ya que consideran que ampliar a 2.500 millones los avales ICO, contra los 83.000 millones que se estiman en pérdidas para el sector, es una medida "muy exigua", Por eso, han solicitado ayudas para aliviar las pérdidas, como la reducción o la exoneración de impuestos como el IVA.

Artículos relacionados