Monitor del Seguro

El se­guro de Comunidades es el Multirriesgo que más crece en nú­mero de pó­lizas

Un aliado de las comunidades de vecinos

Los per­cances más ha­bi­tua­les, los de agua; los más ca­ros, los de fuego

Multiriesgos - Asistencia aseguradoras.
Multiriesgos, asistencia aseguradoras.

Los se­guros Multirriesgos fueron en el primer tri­mestre del año uno de los mo­tores del se­guro de No Vida (el otro fue el se­guro de Salud), al­can­zando un vo­lumen de in­gresos por la venta de pó­lizas de 2.071 mi­llones de eu­ros, con un cre­ci­miento en tasa in­ter­anual del 4,56% frente al 2,44% del con­junto de No Vida. Este grupo de se­guros es muy he­te­ro­gé­neo. En él se in­cluyen las pó­lizas de Hogar, Comercio, Industrial, y Comunidades, entre otras.

En estos últimos, los seguros de Comunidades, se centran varios análisis realizados recientemente. Como todo el sector, estas pólizas también han sufrido el impacto de la crisis económica y sanitaria provocada por el COVID-19. Los últimos datos del primer trimestre, que reflejan de forma muy colateral todavía este efecto, arrojan un crecimiento de las primas del 2,46%, un avance bastante inferior al del conjunto de los Multirriesgos, y el menor de todas las modalidades (Hogar creció un 3,73%; Comercio un 3,86%; Industrial un 9,39%; y Otros Multirriesgos 6,14%).

Las cosas mejoran si lo que se analiza es el número de pólizas. El incremento en los primeros tres meses del año fue menor que el de las primas, del 1,93%, pero mayor al 1,55% del ramo de Multirriesgos. Y quizá el dato más relevador es que es el crecimiento más elevado de entre las diferentes modalidades, según datos de ICEA.

Todo apunta a que las cifras del segundo semestre del año seguirán recogiendo el efecto de la crisis, pero desde el sector se asegura que se irán recuperando progresivamente a lo largo del año para acabar el ejercicio con un resultado aceptable, si no bueno.

Hablamos de un tipo de seguros bastante populares y que ayudan a resolver muchos problemas a las comunidades de vecinos. Según un estudio elaborado por Estamos Seguros, la iniciativa de Unespa para acercar a la sociedad la industria aseguradora, los daños de agua son los percances más habituales en los edificios y, por extensión, el problema al que, con más frecuencia, deben enfrentarse las comunidades de propietarios. Cada año se producen en España 854.793 daños por agua en edificios asegurados; y cada año el seguro paga 752.704 euros al día por arreglar los desperfectos ocurridos en las zonas comunes o causados por elementos compartidos: 275 millones de euros al año.

Lógicamente estos percances no son los únicos a los que se tienen que enfrentar las comunidades de vecinos en su día a día. También son muy habituales, según destaca la asociación empresarial del seguro, los daños provocados por los fenómenos atmosféricos (200.276 partes tramitados), los incidentes de responsabilidad civil (79.574), la rotura de cristales (76.035) o los daños eléctricos (33.914).

Si en lugar de analizar los percances más numerosos que atiende el seguro en este ámbito lo que se examina es la cantidad de dinero que paga en indemnizaciones o arreglos de desperfectos, se aprecia que, más allá de los daños por agua, los sucesos que conllevan los pagos más importantes son los fenómenos atmosféricos (166.031 euros al día) y la responsabilidad civil (123.941 euros al día). Pero son los incendios, que son percances, por suerte, menos habituales, los que generan los daños más importantes en términos relativos: se producen 10.120 fuegos en edificios de viviendas, por los que el seguro desembolsa 117.578 euros al día, unos 43 millones en el conjunto del ejercicio.

En otro informe difundido a principios de año y elaborado por Estamos Seguros en colaboración con Cepreven y Tecnifuego, se concluye que el seguro paga al año 422 millones de euros para arreglar o indemnizar los daños causados por incendios. La mayor parte de los inmuebles protegidos por el seguro frente a incendio son viviendas (89%). El resto se reparte entre comercios (4,7%), comunidades de propietarios (3,3%), industrias (1,4%) y otro tipo de espacios… El peso de los hogares se diluye cuando lo que se analiza es el reparto de las indemnizaciones. Las familias reciben el 47% del dinero, mientras que las industrias ingresan el 28% y los comercios otro 13%.

Artículos relacionados