El apa­lan­ca­miento se sitúa en los 1.500 mi­llones sin tener en cuenta el ‘efecto pan­de­mia’

Deuda y bajos márgenes recortan el empuje alcista de Siemens-Gamesa

Goldman Sachs, Deutsche Bank o Kepler mues­tran dudas sobre las ac­ciones en los mer­cados

Siemens Gamesa
Siemens Gamesa

Siemens Gamesa, fa­bri­cante de ae­ro­ge­ne­ra­dores con mayor pre­sencia en España, está ge­ne­rando bas­tantes dudas a los ana­listas sobre su re­co­rrido a fu­turo en bolsa. El valor pierde un 5% en lo que va de año, mien­tras que aún se en­cuentra lejos de re­cu­perar los má­ximos que al­canzó en marzo del 2017, hace ya más de tres años. Dentro de las prin­ci­pales ra­zones por las que no en­ga­tusa a las firmas de aná­lisis y banca de in­ver­sión es por sus bajos már­genes y su alto en­deu­da­miento, dos obs­táculos para la ren­ta­bi­lidad de la com­pañía.

Los últimos informes de bancos privados así reflejan este escepticismo sobre el futuro de la empresa en los mercados. Goldman Sachs ha sido una de las que ha cambiado su previsión sobre las acciones del grupo para lo que resta de año. Pese a que mantiene su apuesta por las energías renovables como una oportunidad de crecimiento estructural a largo plazo, en un horizonte más inmediato ve demasiadas incógnitas como para mantener la recomendación de compra sobre sus títulos.

Goldman Sachs cree que la situación provocada por la crisis del Covid-19 podría impactar en mayor medida en los costes de sus cuentas del tercer trimestre, con el riesgo añadido de un deterioro tanto en los márgenes de negocio como en sus niveles de endeudamiento, que ya se encuentran elevados.

La deuda financiera corriente de Siemens Gamesa se encuentra en los 513 millones y la deuda financiera a largo plazo en 974 millones. Esto provoca que el total de su apalancamiento ronde los 1.500 millones de euros. Es decir, casi el doble de la deuda que había contabilizado anteriormente.

Este mayor endeudamiento provocó que Fitch, entre otras agencias de calificación crediticia, rebajase a negativa desde estable la perspectiva en la calidad crediticia de la deuda, pese a mantener su rating en 'BBB' dentro, todavía, del grado de inversión. En el segundo trimestre, eso sí, el Covid-19 impactará en el negocio de aerogeneradores, lo cual podría provocar una revisión sobre la calidad de sus bonos.

La traducción de la situación de su endeudamiento provoca que los expertos, efectivamente, tenga cierto recelo a la hora de apostar por el valor. El analista de Deutsche Bank, Gael De-Bray mantiene su recomendación de mantener sus títulos en cartera, aunque sobre el precio objetivo tendría un potencial bajista del 3%, aproximadamente.

Kepler Cheuvreux es otra de las casas de análisis que se mueven en este mismo escenario, ya que también aconseja ser neutrales con sus acciones, al mismo tiempo que considera que su precio objetivo estaría en los 15,50 euros. Un nivel que supondría un ligero potencial del 4% sobre los niveles en los que cotiza la compañía en la actualidad.

Problemas en la India y con los grandes proyectos europeos

Los analistas también ponen el foco en otros obstáculos que puede tener Siemens Gamesa en los próximos meses. Entre otros, la desaceleración en el mercado de la India y las amenazas que afronta para completar la ejecución de grandes proyectos en el norte de Europa, también como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Según José Luis Herrera, analista independiente, estos problemas pueden generar una segunda ola bajista para las acciones de la compañía en los mercados. “El impacto de la crisis del coronavirus, donde en India ha afectado bastante puede pesar en sus cuentas con una mayor emisión de deuda”, asegura.

“En Europa donde tiene una cuota de mercado offshore del 70% puede tener dificultades para llevar a cabo los grandes proyectos si la recuperación no se acelera”, añade el experto. En este sentido, parece que aún le quedan dudas por despejar en su camino para que los analistas terminen por subirse al barco.

Artículos relacionados