LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, pendiente del vencimiento

El ajuste en la bolsa, mo­ti­vado por re­co­gida de be­ne­fi­cios y la té­trica si­tua­ción fi­nan­ciera di­bu­jada por la Reserva Federal, pone de ma­ni­fiesto el te­rreno res­ba­la­dizo por donde ca­minan los in­ver­so­res. El ín­dice Ibex 35 abre la se­mana desde una caída del 7,4% para des­li­zarse por de­bajo de los 7.300 pun­tos.

El selectivo pierde de este modo la referencia de los 7.800 puntos que tanto le había costado recuperar la semana anterior con el mejor registro en más de una década. Pero lo más negativo es que deja una preocupante sensación de que se avecina una prolongada tendencia lateral de la que será difícil escapar hasta una solución definitiva para el coronavirus.

Ni las declaraciones del secretario del Tesoro norteamericano, asegurando que resulta casi imposible que partes de la economía norteamericana se vean obligadas a cerrar de nuevo en caso de un rebrote, ni la decisión de la Reserva Federal de mantener sus tipos de interés a cero todo el tiempo que sea necesario, han servido para relajar la tensión existente en los mercados financieros.

Muy al contrario, los operadores se han quedado con la parte mala que supone el apoyo incondicional realizado por la Fed. pues supone dar por seguro un profundo deterioro de la economía norteamericana, incluso a pesar de la sorprendente fortaleza que viene mostrado en mercado laboral.

El propio Trump ha salido al paso de las afirmaciones de Jerome Powell advirtiendo de que el camino hacia la plena recuperación de la economía podría ser largo. El presidente americano ha afirmado que la Fed suele equivocarse con demasiada frecuencia y ha asegurado que EEUU tendrá un buen tercer trimestre y un excelente cuarto trimestre para concluir 2021 como uno de sus mejores años.

Estas afirmaciones han servido de momento para contener una nueva recaída en el mercado, pero los expertos las creen insuficientes como para pensar en nuevos movimientos alcistas similares a los vividos a principios de este mes. En este contexto, cada vez son más los bolsistas que se inclinan por un largo período lateral, eso sí con una alta volatilidad que puede ser muy rentable para quien sepa cabalgar bien las olas..

Calendario semanal de Bolsa

Los próximos días serán bastante intensos en cuanto a indicadores macroeconómicos con algunos importantes datos de producción industrial, confianza e inflación en las principales economías mundiales. También se dejará sentir una alta tensión por el vencimiento de derivados del próximo viernes. Una cuádruple hora bruja que a buen seguro pondrá a prueba el pulso de los mercados financieros internacionales.

Entre tanto, hoy lunes, los inversores deberán estar atentos a la batería de indicadores que llegarán desde China, entre los que destacan la producción industrial, las ventas al por menor y la tasa de desempleo. La Zona Euro, por su parte, dará a conocer su balanza comercial que ya recogería toda la crisis del coronavirus. En EEUU apenas destaca el dato de manufactura del Empire State.

En la sesión del martes, el foco se situará en la reunión del Banco de Japón después de la aprobación de nuevos estímulos por parte del BCE y la Reserva Federal para luchar contra la covid. En el Reino Unido se espera los datos de empleo del mes de abril, mientras que en Alemania se darán a conocer el IPC y el índice de confianza empresarial ZEW. Desde EEUU llegarán las ventas al por menor, la capacidad de utilización, la producción industrial, los inventarios de negocios y el índice inmobiliario NAHB.

La agenda financiera internacional del miércoles también llegará cargada de indicadores relevantes. En Japón se publicará la balanza comercial, con las cifras de importación y exportación. En el Reino Unidos se conocerán cifras de inflación. También será un día importante para el sector automovilístico con los registros de vehículos tanto en las Islas británicas como en Alemania. Además, los inversores deberán estar atentos a la inflación en la Zona Euro, así como al índice hipotecario MBA y al índice de construcción de casas y de permisos de construcción en EEUU.

La sesión del jueves vendrá marcada por los grandes bancos centrales europeos. Este día se conocerá el boletín económico del BCE mientras el Banco de Inglaterra se reunirá para analizar nuevos posibles estímulos a la economía. Entre los datos económicos apenas destaca el índice de la Fed de Filadelfia.

La última sesión de la semana vendrá condicionada por el vencimiento trimestral de todos los derivados, opciones y futuros, lo que augura una especial agitación no solo este día, sino también en las jornadas precedentes. A primera hora del viernes se esperan además las cifras de inflación en Japón y las actas del BoJ, así como las ventas al por menor en el Reino Unido y los precios de producción en Alemania. En EEUU lo más destacado será la balanza por cuenta corriente de primer trimestre.

Artículos relacionados