Nadia Calviño, si antes ex­cluía acudir al Mecanismo Europeo de Estabilidad, ahora no lo des­carta

Bruselas sale al paso de los rumores sobre un previsible rescate comunitario de España

Centeno ase­gura que Europa llega a tiempo para lu­char contra la crisis de­ri­vada de la pan­demia

Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Economía.
Nadia Calviño

No habrá res­cate. Los in­sis­tentes ru­mores sobre tal po­si­bi­lidad en los mer­cados fi­nan­cieros du­rante el vier­nes, han sido cor­tados de raíz. El pre­si­dente del eu­ro­grupo, Mario Centeno, ha des­car­tado de mo­mento la ne­ce­sidad de tener que res­catar a España y a ningún otro país de la Unión Europea, como con­se­cuencia del hun­di­miento eco­nó­mico de­ri­vado de la crisis del co­ro­na­vi­rus. "Hemos lle­gado a tiem­po”, ha ase­gu­rado el mi­nistro de Hacienda por­tu­gués y pre­si­dente del Eurogrupo tras el cierre del acuerdo sobre las con­di­ciones de la ayuda del Mecanismo Europeo de Estabilidad, MEDE.

Según el acuerdo de los ministros de Economía y Hacienda de la Unión Europea, alcanzado a última hora dle viernes, cada país podrá obtener préstamos de hasta el 2% de su Producto Interior Bruto (PIB), sin más condiciones que las de destinarlos a los gastos asociados a las necesidades sanitarias provocadas por la crisis del coronavirus. Era lo previsto.

Según Centeno, todos los países reúnen las condiciones necesarias para solicitarlos. El tipo de interés es más caro que el que había venido financiándose hasta el momento España, razón por la que la ministra había descartado inicialmente de forma tajante que España fuera a acudir al Mede.

Nadia y la financiación española

Ahora España parece dispuesta a acudir a este mecanismo de financiación, lo que supondría una nueva rectificación de la ministra de Economía sobre declaraciones previas. Bien es cierto que aunque Calviño descartó acudir al MEDE, la pasada semana con ocasión de la presentación del Plan de Estabilidad antes de enviarlo a Bruselas, ya admitió que podrían contemplar la posibilidad de financiarse por este mecanismo.

Era lógico que España rehuyera la financiación a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad. Su precio se establece a partir del coste de financiación del propio MEDE más un margen de 35 puntos básicos, margen aplicable al volumen del primer desembolso potencial en caso de que se recurriera a él.

Sin duda más caro que lo que había conseguido hasta ahora España. Pero el Tesoro, como ya se ha recogido en estas páginas en ocasiones anteriores, ya ha tenido que realizar emisiones sindicadas ante las dudas de los mercados.

Si España acudiera al MEDE, como el resto de países, tendría 10 años para devolver el crédito, pero de momento queda excluida la visita de los hombres de negro del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea.

Así a partir del próximo primero de junio, se pondrá en marcha el mecanismo de préstamos masivos para los países que lo soliciten como fondo de rescate del Mecanismo Europeo de Estabilidad. El mecanismo va a funcionar durante un año a partir del 1 de junio y podría ampliarse por períodos de 6 meses, dependiendo de la evolución de la pandemia

Cada país podrá solicitar hasta un máximo de hasta el 2% de su PIB. El presidente del Eurogrupo ha insistido en que no habrá condicionalidad, salvo la de destinarlo a financiar los gastos asociados a las necesidades sanitarias provocadas por la pandemia del Covid-19. Estos préstamos deberán ser devueltos al MEDE a lo largo de los próximos diez años.

Este acuerdo, aunque está previsto que entre en vigor a partir del 1 de junio, necesita ser aprobado según los diferentes procedimientos nacionales de ratificación. Alemania y Holanda exigen una mayoría de sus parlamentos, mayoría que parece garantizada, una vez que han dado su visto bueno sus representantes en el Consejo Europeo.

Aunque Centeno ha interpretado que este es un paso decisivo para el posterior plan de recuperación de Europa, los representantes de Alemania, Holanda y Austria han desvinculado lo aprobado este viernes con el alcance del futuro programa.

Aunque el acuerdo debe ser adoptado formalmente por la junta de gobernadores del MEDE, se da por hecho que será un puro trámite en la reunión prevista por videoconferencia de su próxima semana.

Artículos relacionados