BOLSA

Iberdrola se afianza en verde

No por ca­sua­li­dad, apenas son solo tres va­lores del Ibex 35 los que lo­gran man­te­nerse en pie des­pués de la de­vas­ta­ción ge­neral pro­vo­cada por el hu­racán lla­mado co­vi­d-19. Cellnex y Viscofán son las grandes des­ta­cadas de este trio for­mado junto a Iberdrola, mucho más re­za­gada pero lu­chando con ahínco por man­te­nerse en verde.

Y nunca mejor dicho, pues la eléctrica española no ceja en su empeño de seguir creciendo en energía limpia para continuar su proyección en el mercado. En este sentido, esta misma semana ha cerraddo la adquisición de la totalidad de la compañía de energía eólica francesa Aalto Power y la cesión de sus préstamos por 100 millones de euros.

Aalto Power es propietaria de parques eólicos terrestres en Francia con una potencia instalada y en operación de 118 megavatios y de una cartera de 636 MW adicionales de proyectos eólicos terrestres que se encuentran en distintos grados de desarrollo.

La operación, sujeta al cumplimiento de las condiciones suspensivas habituales en este tipo de transacciones, se enmarca dentro de la apuesta de Iberdrola por fortalecer su presencia tanto dentro de las energías renovables como en un mercado en pleno crecimiento de esta actividad por el impulso que está dando Francia a esta actividad.

Pese a la caída de la demanda de energía, la eléctrica ha sufrido un mínimo impacto por la pandemia. Al contrario, sus resultados han experimentado al cierre del primer trimestre un incremento del 30,4%, hasta los 1.257 millones de euros, contabilizando la venta de su participación en Siemens Gamesa.

Todo ello le ha permitido asentar su cotización en torno a los 9 euros por acción, ligeramente por encima del precio registrado al cierre del pasado año. Un nivel clave desde donde retomar de nuevo impulso hacia sus máximos de principios de ejercicio en cuanto se empiece a producir la normalización económica y vuelva a crecer la demanda de energía en fábricas y oficinas.

Artículos relacionados