ECONOMÍA

Calviño minimiza el riesgo de rescate y asegura que los mercados 'confían en España'

La vi­ce­pre­si­denta ter­cera del Gobierno di­fe­rencia los re­cursos del MEDE de los del res­cate ban­cario

La vi­ce­pre­si­denta ter­cera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha afir­mado este martes que los mer­cados fi­nan­cieros "confían en el país" tal y como se evi­dencia "subasta tras subas­ta", con de­mandas "históricamente al­tas" y tipos ne­ga­ti­vos, y ha ase­gu­rado que la si­tua­ción ac­tual es "absolutamente dis­tinta" y "contraria" a la de la crisis de 2008, cuando España no se fi­nan­ciaba en los mer­ca­dos, di­fe­ren­ciando los re­cursos de 24.000 mi­llones que dará el MEDE a España del res­cate ban­cario de 2012.

Así lo ha señalado durante su intervención en el Pleno del Senado en respuesta a una interpelación del senador del PP Carlos Floriano sobre las decisiones que el Gobierno tiene previstas adoptar para abordar las consecuencias económicas derivadas de la pandemia del Covid-19, en la que ha defendido que "subasta tras subasta los mercados dicen que confían en la determinación del país por tener sostenibilidad económica y financiera a medio y largo plazo, de la deuda y lo consideran una buena inversión de futuro".

Calviño ha indicado que los buenos resultados de las emisiones se han producido desde el inicio de la crisis sanitarias y ha dicho ver "sorprendente" que el PP haga una "asimilación" entre las medidas acordadas en el marco del Eurogrupo con las del rescate financiero de 2012.

En este sentido, ha recordado que España está devolviendo aquel rescate de 41.333 millones de euros y mantiene una supervisión reforzada por la que una vez al trimestre tiene que dar explicaciones de sus cuentas el Eurogrupo. "La situación es absolutamente distinta y contraria a la de entonces", ha aseverado Calviño, quien ha subrayado que el Estado se financia a "precios históricamente bajos" y con un nivel de demanda "históricamente elevado".

Así, ha destacado que la emisión de la mañana del martes ha registrado una demanda histórica de 20.000 millones, adjudicando 7.600 millones en letras, con una caída de tipos de 25 puntos básicos y el papel a 12 meses ha vuelto a terrenos negativos.

Asimismo, ha diferenciado el rescate bancario, que conllevó unas "estrictas líneas precautorias" de los nuevos instrumentos de liquidez previstos contra el Covid cuyo "único requisito" de dichos fondos es que se destinen a gasto directo o indirecto sanitario o a los ERTE.

ESPERA "UN PASO ADELANTE" DEL EUROGRUPO

"Como gobernante, lo responsable tiene que ser proteger los intereses de los ciudadanos y minimizar los costes de financiación para que los costes no vayan a pagar tipos de interés sino a financiar la recuperación lo antes posible", ha apostillado.

La vicepresidenta ha indicado que el Gobierno está trabajando "a todos los niveles" y espera que este viernes en el Eurogrupo se dé un "paso adelante" para que el 1 de junio estén disponibles los tres instrumentos de liquidez consensuados (la línea de crédito de 240.000 millones del MEDE; el fondo de 200.000 millones en garantías del BEI y el reaseguro de empleo de 100.000 millones (SURE).

En su intervención, y tras las críticas de Florian (PP), Calviño ha destacado las medidas de flexibilización de los ERTE y ha apuntado que en los últimos días más de tres millones de trabajadores cubiertos por este mecanismo han cobrado prestación, al tiempo que ha dicho esperar que "en los próximos días" se alcance un acuerdo con los agentes sociales para ver cómo se transita del régimen actual al marco de la desescalada.

También ha resaltado el apoyo a rentas y familias, especialmente a los autónomos con la moratoria del pago de cotizaciones sociales e impuestos, o la prestación por cese de actividad, lo que permitirá que se mantenga una demanda "vigorosa" cuando pase la crisis, así como las líneas de 100.000 millones de garantías públicas del ICO, que acumula 270.000 operaciones y sobre la que ha aclarado que no se podrá destinar a empresas con sede en paraísos fiscales ni para repartir dividendos.

EL PP CRITICA LA GESTIÓN Y PIDE APOYO AL TEJIDO PRODUCTIVO

Por su parte, el senador del PP Carlos Floriano ha pedido a Calviño que desde el Gobierno no emitan mensajes con una "dicotomía" entre lo público y lo privado ,que apoyen al tejido productivo y que lancen señales "muy claras" a Europa de que están dispuestos a corregir "lo mal que están gestionando las cuentas públicos".

"Son elementos clave, lo demás es hacer trampas en el solitario", ha enfatizado Floriano, quien ha apuntado que los 24.000 millones que recibirá España del MEDE son sin condicionalidad pero ha indicado en que "hay que llegar hasta los 150.000 millones" y podrían requerir condiciones.

De igual forma, ha señalad que el Gobierno tendrá que financiar 110.000 millones a los 190.000 que tenía pendientes de financiar antes de la crisis y, dado que el BCE financiará la mitad de esos 300.000 millones, le ha exigido ala ministra que aclare si va a solicitar un rescate o lo va a financiar a través del mercado.

En este sentido, le ha afeado que el déficit público subiese el año pasado hasta el 2,8% del PIB por los "viernes electorales", y le ha indicado que si se hubiese seguido la senda del PP se dispondría en caja de 18.000 millones para hacer frente al coste de los ERTE "sin tener que pedírselo a nadie".

El senador 'popular' ha criticado que cuando el PSOE llega al Gobierno "arruinan al país" y ha afeado a la ministra que días antes del estado de alarma afirmase que la pandemia tendría un impacto "poco significativo y transitorio" sobre la economía.

"Los datos del Programa de Estabilidad son el certificado del hundimiento de la economía", ha denunciado, ante el aumento del gasto público previsto, los menores ingresos y un consumo interno y exportaciones "por los suelos".

Ha subrayado que la mejor política social es crear empleo y ha avisado que las líneas ICO facilitan la liquidez no impiden que autónomos y empresas sigan teniendo gastos operativos por lo que encontrarán una "deuda imposible de digerir", que se sumará a la reincorporación del 100% de la plantilla en los casos que hayan solicitado ERTE, lo que "aboca al cierre".

La vicepresidenta ha abogado por "remar juntos" para salir "cuanto antes" de la crisis y ha subrayado los "importantes activos" y como la adaptación al teletrabajo que "probablemente está aquí para quedarse", el suministro garantizado, la adaptación de los trabajadores al sistema y los horarios y la actitud "muy responsable" de los agentes sociales.

Artículos relacionados