Endesa no contempla "ningún cambio" en su política de dividendos, a pesar de la crisis del coronavirus

Sede de Endesa
Sede de Endesa

Endesa ha asegurado que, a pesar de la actual crisis por el coronavirus, "no está considerando ningún cambio" en su actual política de dividendos, y ha reiterado sus objetivos de resultados para este año 2020.

En una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre, el director financiero de Endesa, Luca Passa, señaló que en la junta general de accionistas de este martes se propondrá el dividendo total para 2019, con un importe bruto de 1,475 euros por acción, y que el grupo cuenta con el respaldo de su "fortaleza financiera" y del acceso a los mercados de capitales para mantener "intacta" su capacidad de pagar dividendos, con una previsión de una retribución para este 2020 de en torno a los 1,6 euros por título.

Asimismo, el directivo ha reafirmado los objetivos del grupo para este 2020, con un beneficio neto ordinario de unos 1.700 millones de euros y un resultado bruto de explotación (Ebitda) hasta los 3.900 millones de euros.

La energética ha llevado a cabo un análisis de la situación desde que estalló la crisis del Covid-19, concluyendo que el negocio, sus resultados, su situación financiera y sus flujos de caja podrían verse afectados, aunque hasta a la fecha "no existe evidencia de impactos significativos derivados de la crisis sanitaria".

De todas maneras, en los próximos meses el grupo seguirá llevando a cabo una supervisión "constante de la evolución y un monitoreo continuo" de los cambios en las variables macroeconómicas, financieras y comerciales, al objeto de tener "la mejor estimación de los posibles impactos en tiempo real, así como permitir, en su caso, su mitigación con planes de reacción y contingencia".

Por otra parte, el director financiero de Endesa destacó que en el actual entorno provocado por la pandemia, "podrían aumentar las oportunidades potenciales de fusiones y adquisiciones en el sector", algo que, "como siempre", se analizará dado los planes de la energética de "acelerar el crecimiento orgánico e inorgánico en las energías renovables".

No obstante, reiteró, una vez más, que la prioridad a la hora de abordar cualquier posible operación será "la creación de valor para los accionistas".

DÉFICIT DE TARIFA. Asimismo, Passa advirtió del riesgo de que el sistema eléctrico pueda incurrir en 2020 en un déficit tarifario por la caída de los ingresos del sistema este año ante la caída de la demanda.

No obstante, indicó que desde el sector ya se están proponiendo "diferentes medidas" al Gobierno, por lo que aún hay tiempo para dar con soluciones que eviten la aparición del déficit este ejercicio.

Artículos relacionados