Monitor del Seguro

Caída en primas del 6,8%: será el mejor re­sul­tado tri­mes­tral del año en curso

El seguro en 2020: ¿dónde hay que firmar?

El se­guro de Salud tiene el mejor arranque del año del úl­timo lustro

Pilar González de Frutos, Unespa.
Pilar González de Frutos, Unespa.

Salud y Hogar tiran del ne­gocio ase­gu­rador en el arranque de 2019; Salud, Diversos y Autos tiran del ne­gocio ase­gu­rador en el arranque de 2018; Todas las lí­neas de ne­gocio del se­guro crecen hasta marzo… Así han em­pe­zado las notas de prensa de Unespa in­for­mando sobre los re­sul­tados del primer tri­mestre del se­guro es­pañol en los úl­timos años. Este 2020 la pan­demia del COVID-19 ha mar­cado un antes y un des­pués, en los datos y en el tono: Los efectos del con­fi­na­miento se hacen sentir sobre el ne­gocio ase­gu­ra­dor. Este ha sido el ti­tular de este año.

Y efectivamente, el impacto está ahí, pero no en toda su dimensión, ya que el Estado de Alarma que decretó el confinamiento de la sociedad y, por tanto, el parón de la economía del país se impuso el 14 de marzo, por lo que los datos del primer trimestre solo recogen de costado la crisis económica. Sí que es cierto que los mercados estaban revueltos desde unas semanas antes, desde finales de febrero, lo que también afectó negativamente al sector. Sea como fuere, los ingresos de las aseguradoras por primas entre enero y marzo de 2020 se situaron en 16.699 millones de euros, un 6,83% menos que un año atrás.

¿Qué ramos han sufrido más en estos primeros meses del año? La primera distinción básica que hay que hacer es entre el seguro de Vida y el de No Vida. Y en este último caso la evolución no ha sido tan mala, los ingresos recaudados por la venta de pólizas han crecido un 2,44% hasta los 10.217 millones de euros. Si analizamos los datos de los últimos cinco años, efectivamente el crecimiento es el menor del lustro, pero también hay que tener en cuenta que la desaceleración no es nueva. Se observa desde 2018, cuando el ritmo de crecimiento era del 3,93% en el primer trimestre (2,88% en el mismo periodo de 2019), según los datos de ICEA.

Si profundizamos un poco más en el negocio de No Vida y nos centramos en los ramos más importantes, Automóviles, Salud, Multirriesgos y Resto No Vida, el único que sufre un retroceso en los tres primeros meses es el de Autos, de un -0,39%. En este caso se ha producido un cambio de tendencia claro, ya que en los últimos cinco años este ramo siempre ha acabado marzo con crecimiento de primas. Pero tampoco hay que olvidar que la ralentización del negocio también es más que evidente, y no viene de ahora: 4,74% en 2016; 4,05% en 2017; 2,93% en 2018; y 1,93% en 2019.

Los datos en Salud nos cuentan otra historia. En los tres primeros meses de 2020 las primas han crecido un 6,08%, el mayor incremento en un arranque del ejercicio de los últimos cinco años. Y un avance más que considerable comparado con el del año anterior (3,67%). De forma que en este caso el negocio no solo ha aguantado el embiste de la pandemia si no que ha mejorado sus registros. De momento, sin muestras de ningún problema en el ramo. No obstante, la Asociación Empresarial del Seguro advierte que “es importante tener en mente que sobre las cifras de Salud inciden tanto el hecho de que el volumen de asegurados creció un 3,6% a lo largo de 2019, como que los ingresos provenientes de los contratos bianuales con las mutualidades de funcionarios se han computado al arrancar 2020”.

Los seguros Multirriesgos sufren una evolución igualmente positiva. Aumentan en el trimestre en primas a un ritmo del 4,56%, lo que supone que el COVID-19 no ha logrado desbaratar la tendencia de aceleración del crecimiento que se observa desde el primer trimestre de 2017: 1,73% (2017); 2,87% (2018); y 3,55 (2019). En este caso, Unespa explica que “los seguros que protegen inmuebles crecieron un 4,56%, hasta los 2.071 millones, si bien en marzo ya se percibe una moderación significativa de este negocio”.

En la evolución del grupo Resto No Vida, en el que se engloban los seguros más ligados a la actividad económica, sí que se percibe ya el impacto de las consecuencias del confinamiento. Los seguros diversos han moderado su marcha hasta crecer en primas un 0,88% frente al 2,78% de un año antes. No obstante, también hay que tener en cuenta que la tendencia a la desaceleración no viene de ahora, si no que ya en 2019 el crecimiento se moderó mucho respecto al mismo periodo de 2018, cuando avanzaba a un paso del 4,47%.

Por tanto, en No Vida no se puede decir que el trimestre haya sido malo para el sector, con solo Autos experimentando descensos del volumen de primas, caídas que, además, podrían ser la consecuencia lógica del proceso de desaceleración observado desde hacía tiempo.

El análisis del ramo de Vida arroja conclusiones menos optimistas. El estudio de las cuentas hay que hacerlo en dos ámbitos, en el de los ingresos por la venta de seguros y en el del ahorro gestionado de los clientes. En el primer caso, las primas sufren el mayor descalabro de los últimos cinco años, con un descenso del 18,48%. La tendencia es negativa desde 2018, cuando caían a un ritmo del 13,02%, pero el ejercicio anterior las cosas ya iban algo mejor, con retrocesos de poco más del 1%. En cuanto al ahorro, por primera vez en los últimos cinco años desciende, un -0,43% entre marzo de 2020 y marzo de 2019, frente al incremento del 3,80% del año anterior.

El año solo acaba de empezar y lo que está por llegar en la economía española hace presagiar que estas van a ser posiblemente las mejores cuentas que el sector va a poder presentar en el año. El Gobierno espera una caída del PIB del 9,2% en 2020, un hundimiento histórico.

Artículos relacionados