El Monitor de Innovación

Permitiría llegar a los 200.000 tests de Coronavirus al día

Una empresa española desarrolla una prueba de Covid-19 que multiplica por diez la eficacia

El examen ana­liza el ge­noma a través de se­cuen­cia­dores ge­né­ticos

Coronavirus.
Coronavirus.

Otra prueba del ta­lento es­pañol. Los res­pon­sa­bles de la 'startup' pa­tria Biome Makers dan ci­fras re­don­das: po­niendo a fun­cionar los 150 se­cuen­cia­dores ge­né­ticos que hay en España a plena ca­pa­ci­dad, su sis­tema per­mi­tiría llegar a los 200.000 tests dia­rios de Covid-19, una can­tidad que mul­ti­plica por 10 la ca­pa­cidad de los lla­mados PCR (Reacción en Cadena de la Polimersa, por sus si­glas en Inglés).

Biome Makers es una empresa castellanoleonesa fundada por Adrián Ferrero y Alberto Acedo, que cuenta con sedes en Valladolid y Sacramento. especializada en técnicas de identificación y secuenciación genéticas del microbioma del suelo.

Esta compañía biotecnológica, que en el pasado obtuvo galardones en los ámbitos agrario y enológico, ha adaptado su herramienta de secuenciación múltiple de microbioma al rastreo del enemigo público número uno: el Coronavirus. Y lo ha hecho, además, de forma altruista.

Detección de infectados 'fantasma'

Uno de los mayores desafíos a la hora de lidiar con la propagación de la pandemia es evitar que las personas infectadas que aparentemente no padecen ninguno de los efectos de la enfermedad -los llamados 'asintomáticos' contagien el virus a su entorno.

Hasta ahora, las principales herramientas en esta lucha han sido los PCR, consistentes en una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno. Este examen es en la actualidad el filtro más habitual para determinar si una persona está infectada o no con coronavirus. A este sistema se han ido sumando sumando los test de diagnóstico rápido, más sencillos y ágiles.

La prueba alternativa que ofrece Biome Makers, también de carácter genético, incrementa exponencialmente la cifra de exámenes que se pueden realizar, según la compañía. Los expertos de la firma han trabajado a caballo entre sus sedes de Valladolid y Sacramento (California, EEUU) durante tres meses para poner a punto el sistema, que haría uso de los 150 secuenciadores de genes que existen en nuestro país. "Si se dedicaran a esto a pleno rendimiento, se podrían realizar 200.000 tests al día", ha dicho a la prensa Adrián Ferrero.

El aumento de pruebas realizadas haría más eficiente la detección de infectados asintomáticos y evitaría, aseguran, posibles rebrotes de la enfermedad, especialmente ahora que las medidas de confinamiento y aislamiento en todo el mundo se están relajando. El sistema, puesto a disposición de los centros sanitarios de forma desinteresada, tiene la misma fiabilidad que los PCR, según los responsables.

Artículos relacionados