OPINIÓN

Remontada en marcha pese a los políticos y las caceroladas

El campo, el tu­rismo, la in­dus­tria, salvo ex­cep­cio­nes, vuelven a la nor­ma­lidad

Protestas por bajos salarios
Protestas varias.

Quien se tome la mo­lestia de con­sultar las se­ries es­ta­dís­ticas del INE com­pro­bará como los in­di­ca­dores eco­nó­micos du­rante la II República Española re­fle­jaban un cre­ciente con­sumo de elec­tri­ci­dad. Había más ac­ti­vi­dad. Las cuentas del Estado, eso sí, se hun­die­ron, pero fue a causa del de­no­mi­nado Alzamiento contra el go­bierno de­mo­crá­ti­ca­mente ele­gido.

La pandemia remite. Menos afectados por el virus y mayores aspiraciones: empresas industriales reanudan su funcionamiento mientras bares y hoteles abren sus puertas y la clientela ocupa mesas y barras a la vez que se formaliza reservas en la costa.

Es 'La Remontada'. Éste era el titular de esa carta-editorial del director de nombre familiar, Jordi Juan, de 'La Vanguardia': La Remontada. Instalaciones deportivas reconvertidas en centros hospitalarios recuperan su identidad. Preparadas para recibir a los deportistas. La vuelta a su cometido de la Feria de Muestras madrileña, el IFEMA, es un triunfo de todos: ingenieros, electricistas, fontaneros,y por supuesto, médicos y enfermeros ejerciendo sus conocimientos y exhibiendo su valentía. Un esfuerzo común de ciudadanos residentes en España, unos de origen, otros inmigrantes.

Ahí esta el campo: agricultura y ganadería. La recogida no se ha paralizado. Las estadísticas de comercio exterior no pueden ser más concluyentes: un incremento en las exportaciones de alimentos y bebidas del 13% en marzo sobre el marzo de 2019 libre de virus. La franja litoral que se extiende desde Huelva hasta Cataluña es el gran proveedor de frutas y verduras del mercado europeo. Toda la España agraria, interior y litoral, abastece al consumidor español y al europeo.

Déficit disparado

El déficit presupuestario está creciendo a ritmos inhabituales. Naturalmente. No podría ser de otra manera. Menos actividad,, menos ingresos. Más ERTEs, más parados, más gasto público. Ocurrió lo mismo en la crisis bancaría-construcción en 2007-2008. Entonces, sin embargo, las cuentas con el exterior arrojaban un déficit equivalente al del agujero presupuestario, un 10% PIB.

Ahora, por el contrario, un superávit frente al resto del mundo del orden del 2-2,5% del PIB. Es la reconversión estructural de la economía desde el ladrillo a la globalización. Superávit con la UE y la zona euro. Una misma moneda y una mayor competividad. Calma con la reforma laboral.

Pandemia controlada, no vencida, pero sí más domesticada. Cualquier cacerolada no puede silenciar el reconocimiento de esa Remontada. Desde la Cataluña del sentido común y el afán por la normalidad y la convivencia, se apuesta precisamente por eso, por la Remontada. La misma propuesta que comparten millones de españoles desde sus balcones, o subiéndose al transporte de cercanías, al metro y al autobús en dirección a su trabajo. Todos ellos con sus mascarillas y guardando las distancias.

Nissan y otras posibles defecciones. Está en la naturaleza de los brotes proteccionistas propios de cualquier tragedia. Atención y búsqueda denodada por hallar remedios. Déficit de la Seguridad Social, enorme, previsible. Remedios europeos: créditos y transferencias. Se necesitan y se aceptan sin remilgos, ningún temor a esa palabra rescate. Bien venido el rescate con gobiernos del PP o del PSOE.

La Guardia Civil y Bildu. También la renta mínima, escrupulosamente calculada por el Ministerio de Seguridad Social. Un capítulo en el que andamos atrasadísimos. Examinen los críticos cuales son las ayudas familiares en Francia o Bélgica: trecientos euros por hijo, no por familia, por hijo. Resultado: más niños y menos mascotas por simpáticas que sean, –nietos en contrapartida. Quizá tambi-en menos radiales y autopistas innecesarias.

¿Qué virus maldito les ha infectado a las autoridades de esta capital y a los partidos de la Patria y sus seguidores para negar la evidencia, Remontada, y la dramática urgencia de empujarla con las dos manos y la cabeza?

Artículos relacionados