El go­ber­nador de­fiende la puesta en marcha y la eje­cu­ción de las lí­neas ICO

La mora de la banca se puede desmadrar en el peor escenario posible, según el BdE

Hernández de Cos ad­vierte de que la crisis eco­nó­mica la lle­vará por en­cima del 6%

Pablo Hernández de Cos, gobernador del BdE.
Pablo Hernández de Cos, gobernador del BdE.

El go­ber­nador del Banco de España no sólo ha lan­zado un men­saje a toda la clase po­lí­tica sobre las me­didas ne­ce­sa­rias para afrontar la crisis eco­nó­mica de­ri­vada de la pan­de­mia. Pablo Hernández de Cos cal­cula que la mo­ro­sidad de la banca po­dría dis­pa­rarse por en­cima del 6% en el peor es­ce­nario ma­cro, sobre todo por los cré­ditos al con­sumo, y ha ad­ver­tido del pe­ligro que la crisis afecte al sector ban­ca­rio. En cam­bio, ha de­fen­dido las lí­neas ICO y la pru­dente con­ce­sión de las mis­mas.

La banca está en una mejor situación que hace algo más de una década, pero no es inmune al impacto que puede encajar como consecuencia de la pandemia sanitaria. Este es uno de los mensajes que el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha transmitido a todos los portavoces de la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso de los Diputados.

Aunque en su intervención oficial se ha mostrado precavido en previsiones por las enormes incertidumbres, el gobernador ha apuntado luego que la morosidad de la banca española, en el 4,8% en el primer trimestre tal y como ha recordado, podría dispararse por encima del 6% si se entrase en el peor de los escenarios dibujados por el propio Banco de España con un desplome del 12% del PIB en 2020.

Hernández de Cos ya ha dado por eliminado el mejor de sus escenarios macro, ya que el confinamiento y la parálisis de algunos sectores empresariales han superado ya los plazos previstos en el mismo.

"El grado de incertidumbre sobre la duración de la pandemia y sus efectos son muy elevados. En este sentido, las consecuencias de escenarios económicos adversos que se prolongan en el tiempo sí que pueden llegar a deteriorar la solvencia agregada de manera significativa", ha argumentado el gobernador respecto a la banca.

Pablo Hernández de Cos también ha advertido de la baja rentabilidad de la banca, como se ha comprobado al cierre del primer trimestre, como de algunas otras ratios esenciales en el sector. En este sentido, ha recordado la experiencia de la anterior crisis que "nos debe llevar a hacer todo lo posible por evitar que la situación actual tenga un componente financiero significativo".

Defensa cerrada

En el caso de que el sistema financiero se viera gravemente dañado, según el gobernador, se produciría un "endurecimiento generalizado" de las condiciones de financiación, vitales en estos momentos para que algunos sectores productivos puedan encarar con garantías las consecuencias de la crisis.

Pablo Hernández de Cos se ha mostrado como un firme defensor de la implantación de las líneas ICO con garantías del Estado y ha defendido la ejecución de las mismas por parte de las entidades bancarias bajo los más estrictos criterios de riesgo, a los que están sujetas bajo la supervisión directa del Banco de España.

"Los bancos deben seguir midiendo los riesgos", ha recordado el gobernador ante las distintas interpelaciones de los parlamentarios sobre la mala comercialización de los créditos ICO y de algunos posibles abusos cometidos por algunos bancos, como ligar su concesión a otros productos bancarios.

Hernández de Cos no ha descartado algún hecho puntual en ese sentido, pero se ha mostrado muy vigilante sobre el cumplimiento de las condiciones de esas líneas de crédito. Y sobre la lentitud en sus concesiones, ha indicado que el volumen de garantías en España representan el 2,2% del PIB, frente al 1% en Alemania o el 1,4% en Italia.

Artículos relacionados