BOLSA

Rovi, no es tiempo perdido

La ren­ta­bi­lidad anual de Rovi apenas su­pera el 5%, pero a los ope­ra­dores los que más les in­teresa es que ha lo­grado con­so­lidar su po­si­ción en zona de má­ximos en plena crisis por la pan­de­mia. Todo ello gra­cias a la for­ta­leza de su ac­ti­vidad de ne­go­cio.

Así lo reflejan sus resultados correspondientes al primer trimestre presentados recientemente con los que ha superado con cierta holgura las estimaciones del consenso del mercado, especialmente en cuanto a ingresos.

El beneficio del laboratorio farmacéutico se ha acercado a los 14 millones de euros, duplicando las ganancias contabilizadas entre enero y marzo de 2019. Salva de este modo un primer golpe por el coronavirus, aunque no descarta un mayor impacto sobre las ventas en el segundo trimestre.

De momento, los ingresos han aumentado un 23% para superar los 101 millones de euros impulsado por el acopio de medicamentos por parte de la población. En el contexto actual ha destacado sobre todo la evolución de especialidades farmacéuticas, cuyas ventas han crecido un 24%, por encima del sector gracias a las franquicias de heparinas, así como del negocio de fabricación a terceros.

El Ebitda del grupo se ha elevado a 20 millones de euros con un crecimiento del 68%, mientras que el margen sobre Ebitda se ha visto impulsado en 5,3 puntos, hasta cerca del 20%. Una cifra más que notable impulsada por los menores gastos de los estimados.

Pese al coronavirus, Rovi ha logrado mantener su actividad sin impactos relevantes ni problemas de suministro. El proceso de normalización, una vez se digiera el exceso de sobrecompra, se empezará a notar en las cuentas del segundo trimestre. Los operadores, sin embargo, se aferran al refrán “no comer por haber comido, no es tiempo perdido” para seguir apostando por Rovi a medio y largo plazo. Máxime tras reiterar sus objetivos para el año.

De las cuatro casas de análisis que siguen al valor, tres recomiendas comprar y una sobreponderar, aunque su precio actual se mueve muy cerca del precio objetivo del consenso y de sus máximos muy cerca de los 27 euros por acción.

Artículos relacionados